La Feria de Pimavera de Elizondo premió la trayectoria de Joxepi Miura

Los mejores carneros con sus dueños, ayer en la entrega de premios. / A.D.C.
Los mejores carneros con sus dueños, ayer en la entrega de premios. / A.D.C.

ALICIA DEL CASTILLO BAZTAN.

Joxepi Miura Iribarren, de 70 años, fue la encargada de realizar el corte del queso del año ayer en la Feria de Primavera de Elizondo. El ayuntamiento quiso reconocer así su labor «de tantos años como ganadera, pionera con su casa rural, siempre con ganado en la casa...sin duda nos parece que este es un reconomiento más que merecido», señalaba el alcalde del Valle de Baztan, Joseba Otondo.

Miura fue una de las pioneras, al abrir hace 29 años su Casa Rural Urruska, ubicada en el barrio de Beartzun a los pies del monte Urruska (999 m) y a 10 kilómetros de Elizondo. Se trata de una casona del siglo XVIII totalmente reformada y que constituye un buen ejemplo de la arquitectura tradicional. Tras realizar el corte del queso del año, Miura quiso dedicar el momento «a todos los nekazaris del Valle, sobre todo a las etxekoandres, para que sigamos trabajando y mostrando nuestra cultura». Ella, que lleva haciendo queso «desde siempre», recalca que lo importante es «la limpieza en la leche, el mimo y el cariño que se le pone y también, los pastos». Elabora los quesos con leche de las ovejas de raza latxa de su rebaño y normalmente hacen solo para casa y para los clientes de su casa rural, «que a veces también quieren llevarse un poco».

Recibió con sorpresa el anuncio de que este año sería ella la protagonista en la Feria, «es todo un honor», señalaba. Cree que en todos estos años el turismo rural «ha cambiado mucho. Hay mucha más diversidad de alojamiento, pero ya no está clara la definición... yo lo llamo más bien turismo en el medio rural». Recuerda sus inicios «como una aventura, la de ofrecer nuestra casa cuando nadie lo hacía. Hemos tenido mucha suerte, con clientes que repiten año tras año, incluso con personas que venían de niños con sus padres y que ahora están volviendo con sus hijos, y eso es muy bonito».

Concurso de carneros

También de raza latxa y nacidos, criados y censados en explotaciones del valle de Baztan eran los carneros que se presentaron ayer a concurso en sus dos modalidades, 'muturgorri' o cara rubia y 'muturbeltz' o cara negra. Desde el año pasado además se premian los mejores ejemplares que no hayan cumplido un año, en ambas variedades. A cada ganadero que acuda con ejemplares se le entregaban 15 euros y además se les invitaba a comer. Se trataba de la XIX edición de este concurso convertido ya en un clásico en esta Feria.

En muturgorri, el primer premio de un kaiku artesanal y 75 euros fue para Sagrario Urroz, de Xuntonea, de Arraioz; el segundo, de 50 euros, para Felisa Ugarte, de Indakoa, también de Arraioz y el tercero, de 30 euros, para Feliciano Etxarte, de Etxezurikoborda, en Gartzain.

En muturgorri, en la categoría de menos de un año, el primer premio de kaiku y 75 euros fue para un ejemplar de Sagrario Urroz, el segundo (50 euros) para uno de Manex Urrutia y el tercero (30 euros) para uno de Jose Mari Gamio. En la categoría de adultos el primer premio fue también para otro ejemplar de Sagrario Urros, el segundo para otro de Manex Urrutia y el tercero, para uno de Jon Ander Bengoetxea. Los premios también eran de kaiku y 75 euros, 50 euros y 30 euros respectivamente.

En cuanto a la categoría de mutur beltz o cara negra, en jóvenes, el primer premio fue para un ejemplar de Miguel Angel Maritorena, que obtenía los 75 euros y el kaiku, el segundo para uno de Soledad Iturbide que se llevaba también el tercer premio (50 y 30 euros). En adultos, el primer premio fue para un animal de SC Irigoyen Recarte, el segundo, para uno de Miguel Angel Maritorena y el tercero, para otro de Pili Migueltorena. Los premios también eran de 75, 50 y 30 euros respectivamente.

En la mayoría de los casos, las explotaciones ganaderas están a nombre de las esposas, pero son los maridos los que suelen acudir a esta cita.

La oferta en la Plaza del Mercado se completó con el ganado vacuno y también algo de caballar que aportaron los tratantes de la comarca, como suele ser habitual.

En torno al mediodía además, el ayuntamiento de Baztan y Baztango Zaporeak ofrecieron una degustación de productos agroalimentarios de la zona, sobre todo con diferentes tipos de quesos elaborados en Baztan.

La jornada se completó con la feria de los artesanos locales que a causa de la lluvia se instalaban en el cercano frontón cubierto. Se pudo adquirir miel, queso, talos, sidra... También se pudo ver a los artesanos de la madera, de la piedra, de joyería y bisutería.

Además, establecimientos comerciales de Bertan ofrecieron una feria con puestos en las calles y no faltó la música de txistu ni la animación con la exhibición de los dantzaris txikis de Baztan.