I Encuentro Transfronterizo sobre Economía Circular en Baiona

Los participantes en la jornada del martes./AIN
Los participantes en la jornada del martes. / AIN

Entre las 13 entidades navarras participantes estuvo una representación de Jauregia esnekiak

A.D.C.BAZTAN-BORTZIRIAK.

La Cámara de Comercio de Bayonne acogió este martes el I Encuentro Transfronterizo sobre Economía Circular en el Sector Agroalimentario, enmarcado dentro del proyecto ORHI y en el que participaron 13 entidades navarras. Este programa de cooperación europeo (Interreg-POCTEFA), liderado por nueve organizaciones de cinco territorios (Navarra, Euskadi, La Rioja, Pirineos Atlánticos y Midi Pyrénées) tiene como objetivo aportar valor a la industria agroalimentaria, generando sinergias entre empresas a ambos lados de los Pirineos.

Tal y como se explicó en la apertura de la jornada, el principal desafío radica en «la identificación transfronteriza e internacional de tecnologías innovadoras y modelos de negocio que contribuyan a nuevos usos de valor añadido y a la utilización eficaz y eficiente de los flujos de materias orgánicas y plásticos en las empresas». El programa ORHI, que plantea una duración de tres años (2018-2020), tiene como horizonte último la implantación real de dos de estas soluciones innovadoras, ha explicado en un comunicado la Asociación de la Industria de Navarra (AIN).

Un total de 115 profesionales compartieron la exposición de cinco de estas propuestas. Goizeder Barberena, responsable de Desarrollo de Negocio y Estrategia del Área de Biomasa de CENER (Centro Nacional de Energías Renovables), fue la encargada de abrir la ronda de presentación de soluciones explicando un proyecto de desarrollo tecnológico de bioplásticos a partir de residuos orgánicos (lo que conocemos como el quinto contenedor). Esta transformación se realiza mediante procesos bioquímicos, desde escala laboratorio hasta escala semi industrial, e introduce el concepto de biorrefinerías urbanas, impulsando así la economía circular en nuestra sociedad.

Respecto al proyecto ORHI, destacó la oportunidad que ofrece para «ponernos en contacto con entidades a ambos lados de la frontera. Es importante colaborar con otras empresas que necesitan soluciones en torno a una bioeconomía circular, con las que podemos aportar valor añadido para un tercero o para las que podemos desarrollar esa valorización de residuos».

Tras la presentación, se estableció una dinámica de trabajo por mesas temáticas, en las que 30 proveedores de tecnología intercambiaron conocimiento con posibles demandantes. Estas mesas estaban enfocadas a cuatro grandes retos: la valorización material y energética de subproductos orgánicos, la reutilización de aguas residuales de la transformación alimentaria y la reducción de plásticos en agricultura y envasado de alimentos.

Entre los ofertantes de soluciones procedentes de Navarra participaron CENER, ProsimeD, Smurfit Kappa, Plastic Repair System y AgroPestAlert. Como demandantes acudieron Grupo AN, Lacteos de Navarra, Valsay, Sakana Garapean Agentzia, Jauregia Esnekiak, Ait (Componosollertia), NSG y AIN, socio impulsor en Navarra del proyecto ORHI.

AIN ha valorado «muy positivamente» este encuentro que «supone una gran oportunidad para las empresas navarras, que pueden conocer y contactar con otros partners del territorio POCTEFA. Nos permite transferir buenas prácticas y llegar a acuerdos comerciales y de intercambio tecnológico entre regiones. Entre todos, podemos mejorar la circularidad de nuestros recursos». La jornada se cerró con un espacio en el que se concretaron 123 citas individuales para facilitar la definición de proyectos de desarrollo en común y acuerdos de colaboración.