Dura derrota en casa que no refleja el esfuerzo realizado por las jugadoras del Beti Gazte

Las lesakarras no se merecieron un castigo tan duro. /  TELLETXEA
Las lesakarras no se merecieron un castigo tan duro. / TELLETXEA

TELLETXEA LESAKA.

Tras perder el último partido frente al Hondarribia, el equipo femenino del Beti Gazte llegaba con mucha hambre a su encuentro, en casa, contra el Intxaurdi. Aun así, las locales no pudieron hacer nada contra las donostiarras. El encuentro parecía aparentemente bastante igualado en cuanto a la posesión del balón. También, en lo que respecta al juego. Fue así hasta que en el minuto 17 llegaba el primer gol del Intxaurdi, que pese al esfuerzo la arquera Uxue no pudo hacer nada.

Cinco minutos después llegaba el segundo gol de las visitantes, que a simple vista parecía un claro fuera de juego. Las lesakarras no se rindieron en ningún momento y así llegaron dos ocasiones de gol claras. La primera fue en el minuto 28, después de una jugada preciosa originada por la banda derecha, tras un centro perfecto de Izaro al área pequeña, Mayi chutaba en busca del gol, pero desafortunadamente no tuvo suerte de hallar portería. La segunda ocasión de gol de las gaztetxus llegaba en el minuto 39, cuando Idoia se queda sola ante la portera y el disparo atrapa la cancerbera.

Antes del descanso llegaba el tercer gol de las visitantes. La jugada transcurrió en el minuto 41, cuando la extremo tocaba el balón con la mano, una mano clara que no fue pitada a favor de las locales y que acababa en gol, llegándose al descanso con un 0-3.

Ganas en la reanudación

En la reanudación, las lesakarras volvían con muchas ganas al terreno de juego tras haber realizado algunos cambios. Entraba a jugar Nerea Ordoki, de parte de Izaro Aldabe, tras sufrir un tirón en la ingle. Sin mucho esfuerzo y sin merecerlo llegaba el cuarto gol de las donostiarras en el minuto 55.

En el minuto 70 subió el único gol de las locales. Tras quedar un balón muerto, Madhanit, la joven central del equipo local, chutaba desde el medio campo marcando sin duda, el golazo del partido. Las ocasiones para las locales no dejaban de suceder, internadas al área por los extremos por parte de Nerea y Mayi, espacios abiertos y disparos que hallaban portería, pero con poca fortuna. El partido llegaba a la recta final, pero a las visitantes no les bastaba con cuatro goles y fue en el minuto 80 cuando marcaban el último gol del encuentro. Tres minutos después, Idoia Garde conducía el balón hasta la línea del área, pero no le quedaban fuerzas para chutar el balón, después de habérsele subido las bolas varias veces en el partido.

El marcador no refleja el esfuerzo de las jóvenes lesakarras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos