Derrota del Gure Txokoa en Puio, con expulsión de Escagües y Jon

Jon Irazoki, que ha vuelto esta temporada al Gure, controla el esférico. /  TELLETXEA
Jon Irazoki, que ha vuelto esta temporada al Gure, controla el esférico. / TELLETXEA

Mañana juega a partir de las 12.00 horas contra el Ostadar en Matzada

TELLETXEA BERA.

El Gure Txokoa regresó de vacío de Puio en su visita al Vasconia, al perder 3-1 en un partido condicionado por la actuación del trío arbitral. Javier Escagües llevaba a este partido tan solo 15 jugadores para enfrentarse, en teoría, a uno de los candidatos al ascenso. En el campo no se vio una superioridad clara de ningún equipo. De nuevo al Gure le costó entrar en el partido y para el minuto 5, ya encajaba el primer gol. Centro que llega a la frontal del área y un delantero donostiarra, libre de marca, envía un disparo que se cuela en la portería defendida por Jokin.

El cambio de esquema le hizo dudar en los primeros minutos al Gure, pero poco a poco, se fue ordenando y anulando cualquier peligro del Vasconia. El partido estaba resultando disputado, con dominio de balón por parte local, pero no del encuentro, ya que no profundizaban con el esférico, exceptuando pases largos que no creaban peligro.

Con el paso de los minutos, el Gure se iba acercando al área rival, pero se encontró con una polémica decisión arbitral en el minuto 24, cuando finalizó en gol del Vasconia una jugada en la que se apreció un doble fuera de juego. Balón entre líneas que recibe el extremo adelantado, un compañero recoge el esférico, también parecía un metro por delante de la zaga beratarra, pero el línea no señala nada y la jugada acaba en el fondo de la portería, 2-0.

Dos minutos después, llegó otra cuestionada decisión. Pase a la espalda de Bittor, el extremo coge el balón en fuera de juego y cuando pisa el área, en un forcejeo con Irazoki, se deja caer, señalando penalti el línea y no el árbitro que en todo momento le hizo el gesto de que se levantara al delantero. Al final lo señaló y aprovecharon los locales para hacer el 3-0. A continuación, amonesto al entrenador del Gure por decir 'increíble' tres veces. En el minuto 36, mano a mano de un jugador donostiarra ante Jokin, al que le intenta picar el balón por encima, pero el portero visitante consigue pararlo.

Salió con ganas

Sin nada que perder, ya que la diferencia en el marcador era considerable, y viendo la posición del trío arbitral, el Gure salió a por el partido en la segunda, viéndosele con hambre y ganas. En el minuto 3, saque de esquina ensayado, lo ejecuta Esnaola al primer palo y Eskudero remata al fondo de la portería de buen testarazo, 3-1.

La segunda parte estaba teniendo el mismo tono que la primera, sin ninguna ocasión clara por parte de ambos equipos, con la sensación de que el Gure pudo meter algún gol más. En el minuto 65 de partido, Jokin respondió con una buena parada en un tiro del Vasconia desde fuera del área. El Gure dio un paso adelante y fue a por el partido, pero los goles no llegaron.

En el minuto 80, entrada de expulsión sobre Alain, que volvía a vestirse de corto, que solo es castigado con amarilla cuando podía haber conllevado de expulsión. Los que sí fueron expulsados del campo fueron el entrenador del Gure, por segunda amarilla por levantar las manos sin ninguna protesta en esta acción, y a Jon por recriminarle al contrario de esa jugada, diciéndole «lotsagarri». El partido acabó con el Gure atacando la portería del Vasconia, pero sin suerte.

Alineación: Jokin, Arozena, Irazoki, Jon, Otaño, Bittor, Eskudero, Oses (minuto75 Jere), Rubén, Iñigo (Alain min46) y Esnaola.

Mañana juega a las 12.00 horas contra el Ostadar en Matzada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos