Un centenar de personas visita la mina de Eugi y la zona restaurada

La visita se desarrolló en la tarde de ayer. /
La visita se desarrolló en la tarde de ayer.

Magnesitas Navarras celebró el Día Europeo de los Minerales con acciones divulgativas

A.D.C.BAZTAN-EUGI.

Magnesitas Navarras participaba en el Día Europeo de los Minerales con una visita celebrada ayer a la mina de Eugi y a la que invitaba a instituciones, autoridades del entorno y personal local.

Más de un centenar de personas acompañaron a la empresa «en una jornada divulgativa sobre los trabajos que se desarrollan en el sector minero y su contribución al entorno». Entre ellas, la directora general de Industria, Energía y Proyectos Estratégicos S3 del Gobierno de Navarra, Yolanda Blanco; la alcaldesa de Esteribar, Matilde Añón; el alcalde de Erro, Enrique Garralda; la presidenta del Concejo de Eugi, Estibaliz Iribarren; el presidente del Concejo de Zilbeti, Pedro Garrido, miembros de las corporaciones municipales y concejos, así como concejales del Valle de Baztan, representantes de asociaciones mineras y de otras empresas y personal local han participado en la visita guiada por el director general adjunto, Jorge Baños, y el equipo directivo.

Durante el recorrido a la mina, se les mostraba la zona de operación en la que se extrae el mineral de la magnesita, el área que se encuentra en proceso de restauración y los resultados de la restauración finalizada en la zona de Asturreta.

El director de minería, Alberto Josa, explicaba que «este yacimiento es uno de los más importantes de Europa». La magnesita es un mineral escaso en el mundo, cuyas mayores reservas mundiales se concentran en China, Corea del Norte y Rusia. Actualmente, el perímetro autorizado de la mina delimita una superficie de 151,1 hectáreas. Con el ritmo de explotación actual, 570.000 toneladas al año, la expectativa de vida de las reservas actuales alcanza los siete años y medio de vida.

El Plan de Restauración conlleva una inversión de unos tres 3 millones de euros. Se han restaurado completamente 40 hectáreas (el 100 % de Asturreta al norte, el 100 % de la vertiente sur de Labasar y zonas en Azcárate) y se han plantado unos 15.000 arbustos y árboles. Desde la empresa, se emplea el criterio de «comenzar la restauración de las zonas de forma simultánea a la fase de extracción; es decir, sin esperar a la finalización del proyecto minero».

El director de minería resaltaba que «se ha emprendido un camino hacia la excelencia en la gestión de la biodiversidad en la explotación» y por ello trabajan con «expertos acreditados en un programa de mejora tanto de la flora con el aumento de las especies autóctonas introducidas como de la fauna con iniciativas como refugios para quirópteros; acopios de madera muerta para insectos, alimento de aves; balsetas o zonas húmedas para anfibios; y el empleo de colmenas de abejas para que actúen como polinizadores».

Esta visita a la mina de Eugi se enmarca en el programa MinerÉTICA, una iniciativa del Gobierno de Navarra, en la que participa Magnesitas Navarras, cuyo objetivo es «incrementar el conocimiento sobre el papel del sector minero y sensibilizar sobre su necesidad».

Con casi 75 años de historia en Navarra, la empresa lleva explotando desde 1945 el yacimiento de magnesita en Eugi. Cuenta con una fábrica en Zubiri y otro yacimiento en Borobia (Soria). Cuenta con 215 empleos directos, de los que más del 60% procede de los valles en los que opera. En los últimos 10 años, la plantilla media ha crecido en un 30%. En la actualidad, la empresa pertenece al Grupo Roullier.