PRIMER PREMIO A LA IGUALDAD

Entrega del premio. Neus Albertos, que lleva veintiséis años trabajando en la formación en igualdad, fue la elegida por unanimidad para recibir este reconocimiento. /
Entrega del premio. Neus Albertos, que lleva veintiséis años trabajando en la formación en igualdad, fue la elegida por unanimidad para recibir este reconocimiento.

La asociación Bidasoaldeko Elkarte Feminista hizo entrega de este reconocimiento a su maestra y madrina Neus Albertos.

ANIA M. SEISDEDOS

El primer Premio a la Igualdad entregado por Bidasoaldeko Elkarte Feminista no podía tener otro nombre: Neus Albertos fue elegida por unanimidad por la asamblea de la asociación para recibir este galardón, que le fue entregado en el Centro Cívico Palmera Montero. «Neus es nuestra maestra desde hace muchos años, y para nosotras no solo es alguien que nos enseña sobre género e igualdad de una manera formidable, sino que es, además, una excelente compañera y una buenísima persona», explicó Maritxu San Pedro, presidenta de Bidasoaldeko Elkarte Feminista, tras recalcar que, efectivamente, «no hubo debate alguno a la hora de elegir a la premiada. Todas estuvimos de acuerdo».

Neus es valenciana y lleva veintiseis años dedicada a la formación en igualdad, habiendo trabajado durante mucho tiempo con asociaciones de Euskadi, una tierra que, en sus propias palabras, «me acogió cuando en la mía no me dejaban hacer feminismo». Y, ¿qué es eso del feminismo? Le pregunta mucha gente. «Es un término que se ha maltratado intencionadamente en nuestra sociedad y muchas personas piensan que busca que la mujer esté por encima del hombre. Pero el objetivo del feminismo, que surgió en la Ilustración, es hacer justicia para esa mitad de la humanidad que ha estado excluida en la historia: las mujeres. No obstante, el feminismo va más allá de las mujeres. Es una propuesta que pretende cambiar el mundo radicalmente: la forma de relacionarnos y de pensar, las leyes, los lenguajes, etc. Y sobre todo busca que ambos sexos vivamos de igual manera. No queremos ser clones, queremos tener el mismo valor, el mismo poder, las mismas oportunidades, el mismo trato, la misma proporción, el mismo acceso... Queremos igualdad. Ni más ni menos», contó.

En sus clases, aclaró Neus, el aprendizaje es bidireccional. «Para mí ser maestra no es más que un rol que ejerzo para compartir experiencias con otras mujeres con las que elaboro además itinerarios y procesos, que nos sirven a todas para vivir mejor y para intentar cambiar el mundo tanto juntas como de manera individual».

En cuanto al premio, recibirlo ha sido para ella «muy emocionante y conmovedor. Supone un reconocimiento no solo a mi persona y trayectoria, sino también al hecho de que las cosas se pueden hacer de otra manera. Que trabajando con cariño, afecto, complicidad y sorodidad, como hacemos con las mujeres de Bidasoaldeko Elkarte Feminista, se pude llegar muy lejos».

En el acto de entrega del premio no podían faltar las integrantes de Bidasoaldeko Elkarte Feminista: Maritxu San Pedro, Inma Lago, Berta Susperregui, Txaro Ramos, Rosa Valiente, Rosa Mari Torres, Marian Gazkue, Marian Silva, Tatxo Alagón, Mariluz Nuñez y Enara Iruretagoyena, quien bailó un aurresku ante la premiada. No obstante, hubo muchas socias que no pudieron estar presentes, como Pakita García y Merche Laguna.

Asistieron asimismo al encuentro Txaro Martínez, Inés Bello, Yolanda Jorge, Txaro Llanos y Feli Odriozola -todas ellas integrantes de la asociación Lagael-, Maite Sáenz y Txaro Arteaga -de Emakunde- y Mamen Gimerans -de la asociación Hegaldi-.

Se encontraban igualmente presentes Xabier Iridoy y Josune Gómez, Dani Berasategui y Jokin Mélida, Maite Lacave -del Foro Ciudadano Irunés- y Ana Rubio y Carlos Reglado -de Sí Se Puede Irun-, así como Cristina Pizarro y Blanca de la Fuente.

La entrega del galardón dio paso a la charla 'La tercera mujer: la mujer fatal en la postmodernidad' a cargo de Naroa González, joven empresaria e integrante de Bidasoaldeko Elkarte Feminista, que habló sobre las construcciones formales del arquetipo de la mujer fatal a través de las perspectivas históricas y sociales de la religión, la mitología, la cultura medieval, la modernidad y la posmodernidad, en paralelo a la condición femenina.

Fue esta la primera edición de unos premios que Bidasoaldeko Elkarte Feminista pretende, a partir de ahora, entregar cada año, durante el mes de marzo, a diferentes figuras que tengan un peso importante en la lucha por la igualdad. Porque, como ellas mismas admiten, «todavía queda muchísimo por hacer y seguiremos trabajando en ello».

bidasoandv@gmail.com