Un año que no pasará al libro de los recuerdos

B.O. IRUN.

No se puede considerar que el año 2016 haya sido malo para el Real Unión, ni mucho menos, pero el equipo no ha conseguido nada importante como para que quede anotado en el libro de los recuerdos txuribeltz. La temporada pasada acabó con los unionistas a las puertas del play-off y el año se cierra en quinta posición pero tras cuatro jornadas sin ganar. Ni pena, ni gloria. En el aspecto económico el club sigue limando deuda y lleva tres cursos con superávit, pero sigue debiendo 2,3 millones de euros.