Emprendedores del Bidasoa que se abren al mundo a través de la red

Los emprendedores participantes en el curso junto a Miguel Ángel Paez y Juan Mari Altuna. /
Los emprendedores participantes en el curso junto a Miguel Ángel Paez y Juan Mari Altuna.

Once proyectos participan en el taller de desarrollo de negocios online de Bidasoa Activa, cuyo objetivo es «mejorar su capacidad de ventas»

JOSEBA ZUBIALDE

Desde el 8 de febrero 11 emprendedores han participado en el curso 'Desarrollo de negocios digitales', organizado por Bidasoa Activa y financiado por Irun Ekintzan, donde han aprendido a valerse de la venta online con el objetivo de «mejorar su capacidad de ventas». Así lo resumió ayer el delegado municipal de Promoción Económica, Miguel Ángel Páez, que explicó que el curso ha constado de «100 horas de formación presencial grupal repartidas en 25 sesiones de cuatro horas». Aunque en la mayoría de casos «se trata de proyectos de reciente creación o que se encuentren en fase de consolidación», también se ha estado abierto a iniciativas «incipientes», señaló Páez.

«Queríamos darle una vuelta de tuerca más a lo que realizamos», explicó Beno Gómez, técnico de Bidasoa Activa, por eso los esfuerzos no sólo se han centrado «en la parte técnica de cómo hacer una tienda online, sino en las formas de darla a conocer y captar clientes». En ese sentido, incidió en que ha sido una formación «muy potente» ya que además de las 100 horas de formación «se les ofrece 80 horas de consultoría», un servicio cuyo importe «en la calle superaría los 2.000 euros».

Entre los 11 proyectos se pueden encontrar algunos puramente digitales como ArtHondar (www.arthondar.es), de Bernardo Goicoechea, a través de la que se venden antigüedades tras «años vendiendo objetos antiguos en mercados y brocantes», aseguró durante el minuto que tuvo -al igual que sus compañeros- para presentar su negocio. La lista se completa con la productora audiovisual Bideosare, de Marcos Sodupe; la tienda online para artesanos BidasoArt, de Kotte Arretxe; El desván de colores, de Mónica Zamora; o Imaginarian, donde Arantxa Sánchez vende sus servicios en ilustración y encuadernación artesanal.

El curso también ha sido «muy útil» para Raquel y Susana, que hace un año abrieron su tienda de moda Ai Lof Llu en Irun, y ahora «llevamos las joyas de bisutería que diseñamos más allá del Bidasoa». Y si necesita una 'copywritter' lo mejor es que acuda a Lupe Calvo que, además de escribir contenidos para webs, gustosamente le enseñará cómo escribir en un blog. «Tan importante como el qué es el cómo lo transmitimos», aseguró.

Mientras que todos ellos son proyectos maduros, el de Xabier Monjas aún es «una idea incipiente», y destacó que el curso «nos ha servido para dar forma a lo que queremos hacer». Más avanzada, a falta de pulir algunos detalles, está la iniciativa de Diego Morante, que explicó que se está dedicando «más a la parte técnica que a la web». Su 'retoño' se llama Boox (www.boox.audio) y es una plataforma para la producción y venta de audiolibros.

El vicepresidente de Bidasoa Activa, Juan Mari Altuna, comentó que esperan «ser de ayuda a todos ellos con este pequeño empujón que les damos» y destacó el «esfuerzo realizado» por todos ellos.

 

Fotos

Vídeos