El Museo Oiasso llega a su décimo aniversario con cifras de crecimiento

El tocador romano. La muestra 'Historias de Tocador' llenó el museo de piezas y visitantes. /
El tocador romano. La muestra 'Historias de Tocador' llenó el museo de piezas y visitantes.

En 2015 marcó un nuevo techo en el número de visitantes, consolidó apuestas como el Dies Oiassonis e introdujo nuevas actividades

M.A.I.

El Museo Romano Oiasso cumplirá 10 años el próximo mes de julio. La primera década le llega en fabuloso estado de salud, con números en continua mejoría e innovaciones que incorpora cada año a su agenda de actividades para ahondar en su vertiente de epicentro de difusión cultural.

En la buena línea de los ejercicios anteriores, 2015 ha vuelto a ser un buen año para el museo irundarra. A 31 de diciembre, más de 26.000 personas habían pasado por sus instalaciones, bien para visitar sus colecciones, bien para participar en alguna de las actividades que a lo largo de todo el año ha acogido Oiasso. Esto se traduce en un aumento de visitantes en relación al año anterior, «en una clara tendencia que se inició tiempo atrás y que continúa hasta la fecha. Esto es consecuencia de un proceso que ha centrado sus esfuerzos en conocer y satisfacer a los diferentes segmentos de público y sus intereses. Por ello se ha desarrollado una programación variada y se han multiplicado las actividades», destacan desde la dirección del Museo.

Entre estas iniciativas, la más destacable es, sin duda, el programa expositivo. Fue éste el que posibilitó, entre otras propuestas, la exposición 'Historias de tocador', una impresionante muestra de restos arqueológicos de época clásica que, además de atraer por sí misma a numerosos visitantes, sirvió de marco para un interesante programa de actividades paralelas.

Dies Oiassonis y Ficab

Durante este año recién terminado, las salas del museo han sido centro de actividades, tanto de entidades públicas como del sector privado. En ellas se han realizado eventos socioculturales, entre los que destacan conciertos, tertulias literarias y conferencias a cargo de reconocidos nombres propios del ámbito cultural.

Entre las actividades organizadas desde el museo, las más destacadas de 2015 volvieron a ser los festivales. Por un lado, el festival de recreación histórica Dies Oiassonis, que este año aumentó su volumen y su variedad de oferta con mercado romano incluido. Por otro, el Festival Internacional de Cine Arqueológico del Bidasoa (FICAB) que registró un nuevo récord de participación, recibió cintas desde países hasta ahora inéditos y conquisto nuevas sedes como el CBA o el donostiarra Museo de San Telmo.

Ha sido en circunstancias como estas dos cuando más ha brillado la «estrategia de gestión de alianzas con otras organizaciones y agentes de interés» que desde hace años vienen impulsando y promoviendo las responsables del museo. Esa política ha dado lugar también a la creación de la Red de Museos de la Costa Vasca o al programa Oiasso Tour, entre otras.

Desde el museo destacan también, como «otro de los factores que ha contribuido a este incremento de visitantes», el uso de las herramientas digitales, principalmente las redes sociales, para mantener «una relación dinámica, abierta y dialogante con el público y las personas interesadas en el museo». Distintas iniciativas como el concurso Oiassondare, para visibilizar el patrimonio de Irun, o la propuesta de Facebook 'Miss Antigua' y 'Míster Antigua' «han demostrado ser eficaces herramientas de comunicación con los seguidores del museo, del patrimonio y del pasado romano».

Desde Oiasso esperan que 2016, año de su primera década, sirva para profundizar en las líneas de trabajo existente y brinde oportunidades para introducir nuevas propuestas.

 

Fotos

Vídeos