La Federación Española confirma los grupos de Segunda División B

Eneko Romo y Mujika realizando un ejercicio en Gal. /
Eneko Romo y Mujika realizando un ejercicio en Gal.

Eneko Eizmendi y Alain Barrón ya trabajan a las órdenes de Aitor Zulaika en las sesiones matinales de San José Obrero

BORJA OLAZABAL

A pesar de las protestas de los equipos vascos y navarros por la composición de los grupos de Segunda División B, la Federación Española de Fútbol aprobó el martes la propuesta efectuada por la comisión de la categoría de bronce la semana pasada. El Real Unión, por lo tanto, jugará en el grupo segundo y se deberá medir a los equipos madrileños, a los manchegos, a un canario, un aragonés y a otros ocho vascos.

Lo cierto es que la composición es muy similar a la de la temporada pasada. No estarán los tres equipos navarros de la categoría, los dos ascendidos, la Peña Sport y el Izarra, ni el Tudelano, y entran los tres vascos que han dado el salto desde Tercera: Gernika, Portugalete y Arenas de Getxo. En el grupo segundo seguirá un oscense, el Ebro, que entra en lugar del Huesca, y un canario, el Mensajero, que ocupa la plaza de Las Palmas B.

Para esta temporada, el grupo contará con nueve equipos vascos en lugar de los siete del año pasado, cinco de Castilla la Mancha en vez de cuatro y cuatro madrileños por los seis de la última temporada.

Por lo tanto, los veinte equipos que compondrán el grupo segundo para la próxima campaña serán los siguientes: Real Unión, Arenas de Getxo, Real Sociedad B, Barakaldo, Amorebieta, Gernika, Sestao River, Leioa y Portugalete; Rayo Majadahonda, Getafe B, Fuenlabrada y Real Madrid Castilla; Toledo, Talavera, Guadalajara, Socuéllamos y La Roda; Ebro; y Mensajero.

Las críticas han llegado, mayormente de los equipos navarros, a los que el gasto en desplazamientos se les dispara por no estar con los vascos. La Peña Sport y el Izarra son los que más han levantando la voz y han llegado a amenazar con renunciar a su plaza en Segunda B. Veremos cómo acaba al final todo este entuerto.

Por otra parte, se esperaba que en la asamblea de la Federación también quedara determinado el calendario de la Segunda B, pero habrá que esperar. El máximo estamento del fútbol español ha señalado que no hay una fecha fija para el sorteo, pero que se realizará en los próximos días.

Sigue el trabajo

Mientras tanto, la plantilla del Real Unión sigue trabajando a las órdenes de Aitor Zulaika en el campo de San José Obrero. La semana terminará el sábado con el amistoso en el Stadium Gal contra la Real Sociedad, a las 20.45 horas. Para este encuentro todo el mundo tendrá que pasar por taquilla. Los socios pagarán 10 euros para las tribunas principal y este, y ocho para preferencia, con pintxo-pote incluido. El precio para los no socios será de 15 y 12 euros.

Para este partido, el técnico podrá contar con los dieciocho jugadores que han iniciado la pretemporada. El primer día fueron dieciséis, pero ya se han incorporado dos de las caras nuevas del equipo, Eneko Eizmendi y Alain Barrón. El club también está intentando cerrar las incorporaciones de Mikel Alonso y Mario Capelete, mientras que Aitor Morcillo, que sigue entrenando con el Sanse, es otro de los jugadores que interesa.

Además, la marcha del segundo entrenador, Manu Merino, obliga a completar el cuerpo técnico con un hombre más. El puesto de Merino se le había ofrecido a Iñaki Goikoetxea, pero el delantero debarra quiere seguir jugando y lo hará en el Aviron Bayonnais.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos