El Ayuntamiento acuerda la compra de las instalaciones del Tenis Txingudy

Públicas. El Gobierno anunció ayer su intención de comprar las instalaciones del Tenis Txingudy. /
Públicas. El Gobierno anunció ayer su intención de comprar las instalaciones del Tenis Txingudy.

El Gobierno anuncia que llevará la adquisición de las instalaciones (tenis, pádel y piscina incluidos) al próximo pleno dentro de una modificación más amplia del presupuesto

IÑIGO MORONDO

Las negociaciones se han llevado en casi absoluta discreción durante muchos meses. Apenas se ha sabido de ellas. Poco más que una cuestión planteada por el grupo municipal de Bildu en el turno de ruegos y preguntas de una sesión plenaria resuelta con el compromiso del Gobierno de explicarse en detalle en una futura Junta de Portavoces. Pero ayer, el alcalde José Antonio Santano, anunció «un principio de acuerdo» para que el ayuntamiento adquiera «las instalaciones del Club de Tenis Txingudy».

Falta concretar los últimos detalles de un acuerdo que «aún no está cerrado», según confesó el propio primer edil. Pero el Gobierno lo debe tener ya muy claro, pues su intención es que, el miércoles que viene, se plantee a los corporativos, dentro de una amplia modificación presupuestaria derivada de los remanentes de 2014, una partida de «en torno a 1,2 millones», avanzó Santano, para asegurar la compra de las instalaciones. El alcalde explicó que en ese incremento de las cuentas públicas se usará «una parte de los de los cinco millones que tenemos como remanentes disponibles. Se trata de responder a cuestiones urgentes. Ésta del tenis lo es, porque por la situación existente, o lo compramos ahora o dentro de unos meses quizá la situación sea otra y no podamos hacerlo». Pistas de tenis, tanto al aire libre como cubiertas; pistas de pádel y una piscina al aire libre (además del resto de equipamientos) pasarán a ser públicas, paliando «un déficit que teníamos en el ayuntamiento en cuanto a ese tipo de instalaciones. Podríamos contar con ellas incluso para este verano».

Otras propuestas que se incluirán en el dictamen serán «una ampliación de 150.000 euros del programa K-Biziak, para no perder tiempo con las ayudas para rehabilitar locales en la Parte Vieja con la intención de que se puedan ir abriendo nuevos negocios» y unos 800.000 euros que sumados al millón y medio destinado por el Gobierno Vasco permitan acometer «cuanto antes», la primera fase del paseo de borde entre Osinbiribil y Behobia. «Podrían ir algunas propuestas más, porque estamos negociando con el resto de grupos», señaló Santano. «Pero la intención es dejar buena parte del remanente en manos de la próxima corporación», la que saldrá de las elecciones del 24 de mayo, «porque entendemos que es lo lógico».