JUDAS Y SU GRAN ARTE

Originalidad a tope. No pocos amigos, familiares y admiradores de la obra de Judas Arrieta se dieron cita en el Amaia. /
Originalidad a tope. No pocos amigos, familiares y admiradores de la obra de Judas Arrieta se dieron cita en el Amaia.

Judas Arrieta vuelve a mostrar 'en casa' una parte de su obra reciente, que pasa por ser como muy original e innovadora.

MAÑU DE LA PUENTE

ES otra de esas tantas exposiciones que merece la pena ser visitada y admirada. Y es que Judas Arrieta siempre ha dado mucho juego cuando vive en 'modo artista', original e innovador hasta las cachas. El hondarribiarra expone en la Sala Amaia hasta el 19 de abril, con una muestra espléndida que ha venido trabajando a lo largo de los últimos cinco años en China, donde ha hecho algo más que pintar. De hecho, está casado con una moza de ese país, que se llama Haiyu Cao ('Vivian'). Y entre los dos han traído a este mundo al pequeño Keiko.

También estaba en la sala Joxean Arrieta, padre del artista, que mé contó como Igor (de nacimiento) se ha convertido en Judas. Hay que viajar hasta su infancia para saber que sus compañeros de ikastola le bautizaron con ese nombre, porque decían que Igor tenía cara de judío por aquello de las redondas gafas que le servían para ver. Total, que terminó con Judas y nunca ha despreciado el nombre. Es más, lo mantiene por mucho que en casa le sigan llamando Igor.

Y con el amigo Joxean Arrieta, más gente de la familia. Por ejemplo su hermana Pili con su marido Roberto Martínez, que tiene nombre de futbolista. A Roberto le conocí hace años en la calle Aduana cuando trabajaba como carpintero. Ahora está jubilado y su hijo Rober sigue con el negocio.

Minutos después llegaba Sandra Arrieta, que es la hermana gemela de Judas. Y lo hizo acompañada de sus hijas Oihana y Olatz Pagola. Al aitatxo (Mikel Pagola) se le esperaba más tarde.

Y después empezó a llegar gente y más gente. La primera en cruzar la puerta fue Arantza Jaso, que no se pierde ni una sola exposición. También, en solitario y sin su Soledad, Amador Hernández (Makila), el 'jefe' de nuestros jubilados. Sola también apareció Larraitz Torres, una chica muy interesada en todo aquello que lleve el apellido 'Arte'. Es lo mismo que le ocurre a Javier Hernández.

Josu Carrillo llegó con Itziar Sanza; y Kepa Iribarren con Aritz Etxenike, de la cuadrilla de Judas de toda la vida. Son unos grandes admiradores de su obra.

Paloma Fernández, a la que conozco hace una buena porrada de años, se plantó con Kontxi Gutierro, un poquito antes que Arantza Liceaga, invitación en mano.

Sergio Pampliega (cada vez escuchó más este apellido) lo hizo con Cristina Alonso y la pareja se colocó junto a unas gentes que venían de Bilbao. Eran Kepa Garraza y Marta Lizarraga, por un lado; y los australianos James Sumner y Bridget Currie. Llegaron puntuales y después de haber realizado un buen viaje.

Más amigos de Judas como Javier Sánchez y Niko Arozena. Y también, la pintora Ainara Oskoz Bergareche, con su amiga Lorea Loiola, que es una decoradora de postín.

Estas dos últimas se adelantaron a Helga Massetani, italiana que también tiene mucho de artista. Llegó después de haber pasado por los espacios 'Bitamine' e 'Irun Factory'.

A la última que pasé lista fue a esa chica tan maja que es Sandra Cuesta, que llegó muy bien acompañada por sus dos criaturas. A saber: Martina, que tiene nueve añazos; y Simón, de dos. Este último se personó a bordo de un flamante coche de niño que era conducido sabiamente por su amatxo. El padre de las criaturas (Ernesto Villar) no pudo asistir.

En el apartado político, la delegada de Cultura, que no es otra que Belén Sierra; además del edil José Mari Trimiño, que llegó con su amigo Carlos Salgado.

El 'frente municipal-cultural' lo representaba el siempre activo Jokin Ormazabal, que me contó el detalle de las exposiciones que están por llegar a Irun. Entre otras, la denominada 'Revisitando a Balerdi', que promete todo. Se inaugura el próximo viernes, a las siete de la tarde, en la sala Menchu Gal.

Y como la gran activista social que es, Maite Lacave en representación del Foro Ciudadano Irunés, ente que siempre está presente en este tipo de actos.

Belén Sierra rompió la 'cinta' de la muestra con una ajustada semblanza de la vida y del irrenunciable origen de Igor 'Judas' Arrieta.