La asociación SOS Alkerdi, satisfecha con la participación en la Marcha

Participantes. Ante las cuevas de Ikaburua en Urdazubi. /
Participantes. Ante las cuevas de Ikaburua en Urdazubi.

Unas 150 personas cerraron la marcha en la Plaza de Urdazubi tras recorrer las distintas poblaciones de Xareta

ALICIA DEL CASTILLO URDAZUBI.

«Durante toda la jornada ha habido mucha participación», explican desde SOS Alkerdi refiriéndose a la marcha reivindicativa que tuvo lugar el domingo entre las distintas localidades de Xareta. La asociación agrupa a vecinos de la zona de Urdazubi contrarios a las voladuras en las canteras de la localidad y que defienden el rico patrimonio arqueológico y de cuevas que existe en la zona.

«Ya a las siete, en la salida, estábamos unas 60 personas. Luego ha habido quien se ha incorporado para participar en algunos tramos y después no continuaban. De hecho lo planteamos así para que pudiese participar todo el mundo que quisiera. Hay quien ha realizado la marcha casi completa y quien sólo nos ha acompañado un rato. De todas formas, en el tramo final, en la foto que nos hemos hecho ante las cuevas de Urdazubi y después, ya en la plaza de la localidad, estábamos más de 150 personas, así que creemos que ha sito un éxito», explican.

Los vecinos recorrían un itinerario que salía de Urdazubi, para llegar a Ainhoa, Senpere, Sara, comida en Zugarramurdi y regreso a Urdazubi.

La marcha se celebraba después de que el jueves una representación de SOS Alkerdi pidiera en el Parlamento de Navarra «que se paralicen el proyecto de explotación y las voladuras que Mármoles de Baztán lleva a cabo en Urdax y que se revoque la prórroga de explotación concedida por el Gobierno en 2013». Los portavoces de esta plataforma, constituida tras una voladura en el mes de julio que alarmó a los vecinos, afirmaron que esta actividad afecta a la forma de vida y a la economía de la zona, que tiene como principales fuentes de ingresos el comercio, el turismo y la ganadería.

Y en este sentido los representantes de SOS Alkerdi señalaron que la actividad está causando daños medioambientales y pone en peligro el patrimonio cultural y arqueológico.

Tras esta sesión, los parlamentarios de Geroa Bai han solicitado que comparezcan en la Cámara el consejero de Cultura y Turismo y el director general de Industria. Se trata de que den a conocer las conclusiones de un informe elaborado sobre la compatibilidad de la actividad en la explotación de Alkerdi y el patrimonio allí existente, y de que informen de los posibles escenarios que se plantean.