SOS Alkerdi alerta sobre más voladuras

Cuevas. Las de Alkerdi y Berroberria están cerradas al público en la actualidad. /
Cuevas. Las de Alkerdi y Berroberria están cerradas al público en la actualidad.

Explica que el Gobierno suspendió los trabajos «hasta que se apruebe un nuevo proyecto de voladuras»

ALICIA DEL CASTILLO URDAZUBI.

La plataforma SOS Alkerdi se ha mostrado algo alarmada tras conocer el texto íntegro de la resolución del director general de Industria, Energía e Innovación que dictaba la paralización provisional las voladuras. Exactamente en él se habla de «suspender provisionalmente los trabajos de perforación y voladura en la explotación Alkerdi, hasta que, en su caso, se apruebe un nuevo proyecto de voladuras» y desde la Plataforma recuerdan que «este último dato se obviaba en la nota de prensa del Gobierno, en la que se daba a entender que se estaba a la espera de un nuevo proyecto de explotación sin voladuras». Explican además que «el Gobierno de Navarra, además, calla que diversas disposiciones legales prohiben la explotación mediante voladuras y perforaciones en la zona de la cantera de Alkerdi».

Desde SOS Alkerdi piden que se garantice el mantenimiento del patrimonio arqueológico de la zona, entre las que se encuentran las cuevas de Berroberría y Alkerdi, declaradas Bien de Interés Cultural.

Explosiones

Recuerdan que con las explosiones realizadas temblaron incluso los edificios de la zona. «Los efectos de la explosión afectaron gravemente a las cuevas, en primer lugar provocando el derrumbe de la entrada de Zelaieta III, pero con efectos que se dejaron sentir en las cuevas de Ikaburua en Urdazubi-Urdax, abiertas al público y en ese momento llenas de turistas, y en Zugarramurdi, municipio en el que también se dejó notar la explosión».

El Gobierno de Navarra no ha anunciado «ninguna medida o investigación de los posibles desperfectos provocados por la empresa Mármoles del Baztán, en concreto sobre la posible desaparición de la cueva Zelaieta II y el derrumbe de la entrada de Zelaieta III». Hasta la fecha «la empresa ha realizado por lo menos 3 voladuras con cargas que oscilan entre las 2 y 3 toneladas desde octubre del año pasado, y dentro del radio de 500 metros de las cavidades de Alkerdi y Berroberria».

Según la plataforma «las voladuras «incumplen las condiciones en que se autorizó por parte del Gobierno de Navarra, y por lo tanto, la Ley Foral 4/2005, de intervención para la protección ambiental. Se reconoce por el Servicio de Energía, Minas y Seguridad Industrial que se está ante una situación de riesgo, pudiendo peligrar la integridad de bienes de alto valor arqueológico. Pero sorprendentemente, se condiciona la suspensión provisional, a la presentación de otro proyecto de voladuras, hecho que no alcanzamos a entender, por ser este un método prohibido, no legalizable, y considerado por la legislación sectorial de aplicación infracciones muy graves».

Instancias

Desde la plataforma han presentado varias instancias solicitando que se suspenda el proyecto de explotación (y el de voladuras) aprobado el 10 de octubre de 2013, y se revoque el otorgamiento de la prórroga de la concesión de explotación para 30 años de la cantera de Alkerdi, en tanto en cuanto fue aprobado en base a un proyecto de explotación y voladuras prohibido.

También ha pedido al ayuntamiento que inicie un expediente sancionador y se manifieste la imposibilidad de aprobar ninguna modificación de la actividad de la cantera con utilización de método de voladuras, por ser contraria a la legalidad vigente.

Demandan a Medio Ambiente que inicie un expediente sancionador; a Cultura, que tome las medidas cautelares oportunas para el mantenimiento y protección del conjunto espeleológico Alkerdi-Berroberria, declarado Bien de Interés Cultural, y estudie la conveniencia de la continuidad de la actividad de cantera.

SOS Alkerdi es un movimiento ciudadano compuesto por 130 vecinos de la zona cuyo objetivo es defender el patrimonio cultural y medioambiental de Urdazubi, puesto en peligro por el nuevo método de extracción.