El año 2019 comienza con seis casos de violencia de género en Euskadi, uno de ellos en Soraluze

El año 2019 comienza con seis casos de violencia de género en Euskadi, uno de ellos en Soraluze

Además de la agresión machista en Gipuzkoa, se han producido cuatro en Bizkaia y uno en Vitoria

EL DIARIO VASCO

El año 2019 ha comenzado con seis casos de violencia de género en Euskadi, uno de ellos en Gipuzkoa. La Ertzaintza ha detenido este pasado martes en Soraluze a un joven de 25 años acusado de amenazar con un cuchillo y agredir a su pareja en la cara y la cabeza, así como de golpear en el rostro a una amiga de la víctima que intentó parar la agresión. Se trata del primer caso de violencia de género en Gipuzkoa este año recién estrenado. Mañana se celebrará una concentración a las 20.00 horas en la Plaza Nueva.

Según ha informado el Departamento de Seguridad, ertzainas, alertados por un aviso, acudieron a la vivienda donde se habían registrado los hechos durante la madrugada de este pasado martes.

Allí contactaron con las víctimas y con el presunto agresor, que todavía se encontraba en actitud agresiva y de resistencia ante los agentes. El joven presuntamente había golpeado a su pareja en la cara y en la cabeza y también esgrimió al parecer un cuchillo amenazante.

En ese momento, intervino una amiga para arrebatarle el arma blanca y ésta también sufrió golpes en el rostro. Las dos mujeres recibieron atención sanitaria en el hospital del Alto Deba. Por su parte, el detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de guardia de Eibar.

Cuatro casos en Bizkaia

La violencia de género también ha mostrado su cara en Bizkaia este año. Tres hombres -dos en Bilbao, uno en Erandio y otro en Durango- han sido detenidos en el territorio en estas primeras jornadas de 2019 como presuntos autores de maltrato, amenazas o quebrantamiento de órdenes de alejamiento contra las víctimas.

En el primer suceso, ocurrido al mediodía del 1 de enero, una patrulla de Protección Ciudadana de la Ertzaintza acudió a la calle Cocherito de Bilbao ante el aviso de una supuesta agresión de un hombre a su ex pareja. Al parecer, el implicado, de 18 años, amenazó a la chica y, además de golpearle con la mano en la cara, dio una patada al coche del bebé de tres meses que llevaba la joven. Los hechos fueron presenciados por personas que pasaban por la calle, que protegieron y ayudaron a la chica. El presunto agresor se marchó del lugar, hasta que una patrulla de la Ertzaintza le localizó en la calle Pau Casals y procedió a su detención por un delito de violencia de género. La mujer fue trasladada al hospital para ser atendida de sus lesiones.

Ese mismo día, la Ertzaintza recibió otro aviso desde Erandio a las siete de la tarde. En esta ocasión, los hechos se habían iniciado en un domicilio de Lutxana. Posteriormente, el hombre y su supuesta víctima cogieron el coche. Una patrulla les interceptó en la carretera BI-735 y, al darles el alto, los agentes encontraron a la mujer con un ataque de ansiedad, por lo que solicitaron la presencia de una ambulancia. El hombre le había quitado el teléfono móvil y las llaves del vehículo y al parecer también había proferido amenazas. Por todos estos hechos, el joven, de 23 años, fue detenido por violencia de género y por quebrantamiento de una orden de alejamiento impuesta por el Juzgado correspondiente.

Durango tampoco se ha salvado de la lacra de la violencia machista. Una joven elorriarra de 18 años tuvo que ser trasladada al hospital de Galdakao el pasado martes después de ser agredida por su expareja, un menor zornotzarra de 17 años. Pese a que la víctima no ha presentado, de momento, denuncia por el puñetazo que le propinó y causó heridas en el rostro poco antes de las ocho de la mañana del 1 de enero en Durango, la Ertzaintza ha abierto las pertinentes diligencias para esclarecer el primer caso de violencia de género que registra la localidad en este año y el segundo en plena Navidad.

En Nochebuena, un hombre de 50 años fue detenido acusado de agredir y amenazar a su pareja sobre las diez de la noche en el barrio de Magdalena. El Departamento de Seguridad del Gobierno vasco detalla que una patrulla de la Ertzaintza de protección ciudadana fue alertada poco antes de las ocho de la mañana sobre el ataque que sufrió una mujer en el entorno del céntrico parque de Ezkurdi. Al llegar al lugar de los hechos, los agentes se encontraron a la mujer que había sufrido un fuerte puñetazo a la altura de la nariz. Pese a que la víctima reconoció que su expareja había sido el autor del ataque, no quiso interponer denuncia alguna contra el menor, que no se encontraba en el lugar cuando intervino la policía autónoma. Después de ser identificado por los agentes, se encuentra a la espera de ser «citado por la autoridad judicial», informaron desde el Departamento de Seguridad.

El último suceso ha tenido lugar en la madrugada de este miércoles en Bilbao. Una patrulla y una ambulancia han tenido que acudir a atender a una mujer que había sido agredida en la calle Gordóniz. La chica presentaba lesiones entre la nariz y los labios y ha sido trasladada al hospital para aplicarle puntos de sutura. Un testigo ha relatado a los agentes de la Ertzaintza que un hombre, pareja de la mujer, la había golpeado con un vaso en la cara. Gracias a la colaboración ciudadana, minutos después, el agresor, de 36 años, ha sido localizado y detenido en la calle Iparragirre, bajo la acusación de un presunto delito de violencia de género y lesiones.

Agrede en Vitoria a su hija y a su madre

Un hombre de 49 años ha sido detenido por la Policía Local de Vitoria acusado de abofetear a su hija de 13 años y de zarandear y amenazar a su expareja y madre de la menor.

El arresto se produjo en la noche del pasado martes, cuando una patrulla de la Policía Local se desplazó a un domicilio del Barrio San Cristóbal, en el que se había producido un posible caso de violencia doméstica y de género.

El incidente se produjo, al parecer, cuando un hombre de 49 años de edad propinó un fuerte bofetón a su hija, de 13 años, de la que comparte custodia con su expareja, según ha informado el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz en un comunicado.

Al regresar al domicilio, la madre de la niña y contarle esta lo ocurrido, la mujer recriminó su actitud al padre de la menor. El hombre zarandeó entonces a su expareja, a la que también amenazó, por lo que un familiar acudió en su auxilio.

En vista de las manifestaciones de todas las partes, los agentes detuvieron al hombre, que este miércoles ha pasado a disposición judicial.

 

Fotos

Vídeos