Tropiezo del Perosanz en Bergara y primera victoria del Gora Behera en casa

La plantilla del Gora Behera Debasket júnior posó contenta tras el triunfo ante el Beasain. / ANDER SALEGI
La plantilla del Gora Behera Debasket júnior posó contenta tras el triunfo ante el Beasain. / ANDER SALEGI

Hoy jugará Zalburdi (equipo de tercera) en Eibar un amistoso

ANDER SALEGI DEBA.

Este fin de semana se disputarán dos partidos de baloncesto, ya que el júnior y sénior de segunda tienen descanso. Hoy a las 17.30 horas el equipo sénior de tercera, el Zalburdi, disputará en Eibar su último amistoso contra Katu Kale, equipo que ha estado a punto de ascender los dos últimos años. Por su parte el cadete, el Urkunde, se desplazará hasta Urretxu para disputar, mañana a las 12.00 horas, su primer partido de liga contra el Goierri.

Hoy de 12.00 a 14.00 horas el club Debasket estará en la plaza del Ayuntamiento vendiendo las nuevas camisetas del club.

La pasada jornada fue diversa en cuanto a resultados. Dos victorias, del cadete y del júnior y otras dos derrotas del sénior de segunda y el de tercera.

La jornada comenzó con el amistoso del sénior de tercera disputado entre Zalburdi Debasket y Getariko Keta Babyauto Sharks. Un mal comienzo marcó el partido, ya que el primer cuarto acabó 10-19. En el segundo cuarto las cosas no mejoraron y fue tras el descanso cuando los debarras reaccionaron y se acercaron hasta los seis puntos. En el último cuarto el Zalburdi siguió con opciones de victoria pero las malas decisiones en ataque y la gran experiencia de los visitantes hicieron que la victoria se escapara. 38-50 fue el resultado final y Unai Aristi el máximo anotador, con 14 puntos.

El sábado por la mañana el cadete, Urkunde, plantó cara en Eibar y obtuvo una merecida victoria a domicilio 43-53. Un buen inicio del partido ayudó al equipo debarra a ir por delante hasta el descanso. En el tercer cuarto el equipo local reaccionó y se puso por delante en el marcador, pero un espectacular último cuarto hizo que el equipo debarra ganase. Esta victoria ayuda sin duda a motivar a los cadetes en su inicio de competición, que comenzará mañana en Urretxu contra el Goierri. El club Debasket quiere aprovechar para hacer un llamamiento a los chavales nacidos entre el 2003-2006 que les guste el basket, a ser parte del ilusionante equipo Urkunde.

El sábado hubo dos citas con resultados dispares, una en Bergara, con el equipo sénior de segunda, el Electricidad Perosanz, y el otro en Deba, con los júnior del Gora Behera. El Electricidad Perosanz sufrió su segunda derrota del año, 46-31, en Bergara. Mal partido, desde el comienzo hasta el final. Aunque hubo pocas ideas en ataque, una defensa un poco más consistente hizo que el equipo mantuviese las opciones hasta el final. Pero las malas decisiones condenaron al equipo a una merecida derrota en Bergara. Ahora toca aprovechar la semana de descanso para ajustar el ataque y conseguir la tercera victoria y seguir por la buena senda. Ritxar con 11 puntos fue el maximo anotador.

Por su parte el juvenil disputó un gran partido en Deba. El Gora Behera Debasket se enfrentaba en el polideportivo de Deba ante un buen equipo como lo es el de Beasain. Los visitantes comenzaron poniéndose por delante en el luminoso en los primeros compases, 2-6. A partir de ahí los locales apretaron y, aunque recortaban la diferencia entre los 4-8 puntos a favor de los de Deba, los beasaindarras no pudieron en ninguna fase del partido ponerse por delante. Fue en el último cuarto cuando los de casa se marcharon claramente en el marcador y terminaron ganando por 18 puntos de diferencia, el resultado final 53-35. Tal diferencia en este segundo partido se debió a una intensa defensa y un ataque con buena fluidez, dejando patente la gran mejoría del equipo respecto a su partido amistoso jugado anteriormente en Bergara. El equipo júnior se presenta ilusionante y en construcción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos