La temporada de playa se despidió ayer hasta el próximo verano

Tanto las sillas, como los toldos, ya se han recogido. /
Tanto las sillas, como los toldos, ya se han recogido.

Los socorristas han realizado 227 actuaciones sanitarias hasta finales de agosto, de las cuales 101 han sido cortes y heridas

ANDER SALEGI DEBA.

La temporada de playa finalizo ayer con un tiempo agradable que hizo que algunos aprovecharan para acercarse al arenal debarra. Después de tres meses tranquilos ayer finalizó el servicio de vigilancia de la Cruz Roja en la playa debarra. Un grupo de hasta siete socorristas han hecho turnos diarios desde las 10.30 hasta las 20.00 en la temporada alta, en julio y agosto, donde el número de turistas se vio incrementado. Por el contrario, en junio y la primera quincena de septiembre, el numero de socorristas que se encargaron de velar por la seguridad de los bañistas fue menor y el horario más reducido.

La afluencia de personas al arenal debarra se ha mantenido similar al de años anteriores, sobre todo durante los meses de julio y agosto. El numero de incidencias ha descendido del año pasado a este. De 310 actuaciones sanitarias realizadas el pasado verano a este que se han realizado 227 (hasta finales de agosto, faltaría de computar la quincena de septiembre), de las cuales 101 han sido cortes y heridas, 83 picaduras de sabiron, 9 de insectos y dos de anemonas. El resto han sido 7 contusiones, 4 lesiones articulares, dos fracturas, tres lipotimías, dos insolaciones, dos quemaduras no solares etc. Los socorristas durante este periodo estival han rescatado a 12 personas de las cuales cinco han sido evacuadas a centros hospitalarios. A su vez han recatado a seis personas extraviadas en la playa. Los socorristas también se han encargado de facilitar el baño asistido a 31 personas mediante la silla anfibia, a parte, también han facilitado el baño con muletas a cuatro usuarios.

El local que ofrece el servicio de duchas, taquillas, toldos y tumbonas también ha realizado una valoración sobre la temporada de playa y según afirman los encargados « se han presentado muchas averías inesperadas y bastantes sillas han quedado dañadas». A principios de temporada aguardaban una pobre ocupación (75%) debido al mal tiempo previsto, pero al final ha sido un verano estupendo y la ocupación ha finalizado con el 90%. Aprovecharon el último día de la temporada para recoger los toldos y las sillas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos