Las tasas subirán el 0,6 %, y la de basura un 2,6 %

Un momento del Pleno del miércoles./
Un momento del Pleno del miércoles.

Se elimina la exención que antes se aplicaba a los vehículos de más de 25 años de antigüedad, por ser los que más contaminan

NEREA ISASTISORALUZE.

El miércoles se celebró un pleno en el que se estableció que a las tasas se les aplicará una subida del 0,6%, tomando como referencia el IPC interanual de la Comunidad Autónoma Vasca. Una de las excepciones a esta subida es la tasa de basura, cuya subida será del 2,6%, la misma que plantea la Mancomunidad de Debabarrena.

Por otra parte, se elimina la exención que antes se aplicaba a los vehículos de más de 25 años de antigüedad, precisamente por ser los que más contaminan.

Sometidas a votación las ordenanzas fiscales han sido aprobadas con los votos a favor de PNV y PSE y la abstención de Bildu. En su explicación de voto, Unai Larreategi (Bildu) dijo que se habían abstenido por estar de acuerdo en líneas generales, aunque mostraron su malestar con respecto a la subida de la tasa de basura y el servicio que presta la Mancomuconsideran, que calificaron como «gris».

IBI a viviendas vacías

Mención aparte merece el recargo del IBI a las viviendas vacías. Una vez más, el PNV ha propuesto la eliminación del 75% de recargo y como en ocasiones anteriores, PSE y Bildu han votado en contra, por lo que dicho recargo se mantiene.

El debate posterior ha girado un año más en torno al destino que debiera darse al dinero recaudado por este concepto, ya que no se destina a políticas de vivienda. La portavoz socialista Patricia Borinaga, por su parte, explicó que a finales del presente año se va a aprobar el decreto que regula la vivienda deshabitada en Euskadi.

Otro de los puntos del orden del día fue la modificación del artículo de la ordenanza de civismo referida a las deyecciones de los perros en la vía pública. Se propuso añadir también las micciones de los canes.

La intención a partir de ahora es que los dueños de los perros, además de recoger los excrementos de sus mascotas, cuando estas miccionen, viertan líquido desinfectante. La propuesta quedó sobre la mesa pendiente de estudio.