Recurrido al supremo el auto del caserío Iraola-Etxeberria

NEREA ISASTI SORALUZE.

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha recurrido al Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que dio la razón en febrero al dueño del caserío Iraola Etxeberria, Luis Plata.

El TSJPV instaba «a ejecutar la totalidad de las obras descritas en el informe emitido por la empresa designada al efecto tras ocurrir el siniestro del año 2011, si bien aquilatadas a lo que pueda resultar preciso tras las actuaciones de drenaje y canalización acometidas con posterioridad». Contra esta resolución cabía interponer recurso de casación ante la sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo. Y eso es precisamente lo que acaba de hacer la entidad foral.

Plata califica la noticia de «nefasta» y se muestra «indignado». Dice que ahora toca esperar a ver si el recurso se admite a trámite. Sin embargo, se admita a no, «se pierde la oportunidad de ejecutar las obras pendientes ahora que llega la época seca».

La ingeniero de minas Mónica Fernández Villar ha emitido un informe, encargado por el dueño del caserío, en el que habla de la urgente necesidad de encauzar la regata Iraola.

Antecedentes

El informe se remonta a la construcción del viaducto de Larreategi, momento en que la regata no fue canalizada en su totalidad y fue parcialmente cubierta por el relleno.

El primer gran corrimiento de tierras tuvo lugar el 6 de noviembre de 2011. En 2012 se llevaron a cabo unos trabajos para estabilizar el talud. Pero el 15 de enero de 2013 hubo un nuevo corrimiento de tierras de la ladera anteriormente tratada mediante la colocación de bulones y malla. Según el informe, «parte de los bulones fueron desplazados y en la malla se han producido algunos acopios de materiales desprendidos de la ladera, formando barrigas en la malla, haciendo que esta deba soportar mayores tensiones».

Todo esto produce intranquilidad en el dueño del caserío, ya que teme nuevos desprendimientos en su propiedad.

La ingeniero que emite este informe dice que «se verifica que no se han realizado todos los trabajos recomendados, donde se indicaba que en la carretera de acceso a los otros caseríos de la zona, para asegurarse la estabilización del talud desprendido, se construyera una escollera o un muro de refuerzo, el cual no ha sido ejecutado».

La autora del informe recomienda con carácter de urgencia, encauzar la regata Iraola, estabilizar el talud y ejecutar muretes de contención de tierras.