La posible reducción de la cuota de verdel preocupa a los arrantzales

Se podría reducir entre un 40 y un 60%, la merluza del litoral un 14% y la del norte aumentar un 23%

A.E. ONDARROA.

Patrones de la flota de bajura y de altura delitoral han mostrado su preocupación por la posible reducción de la cuota de verdel entre un 40 a 60%, según han conocido de fuentes de los científicos. De hecho, el Consejo Internacional para la Exploración del Mar recomienda reducir drásticamente la pesca de esta especie para 2019 que las capturas no deberían superar las 318.403 toneladas. La Unión Europea, Noruega y las Islas Faroe acordaron establecer una cuota de 816.797 tn para 2018, por encima del tope planteado por ICES en 550.948 toneladas.

Una nueva reducción de las cuotas de verdel supondría un duro golpe para la flota de bajura del Cantábrico. Este año 2018, la flota que faena bajo pabellón español ha dispuesto de una cuota de 30.746 toneladas de verdel frente a las 38.432 del año pasado.

La Comisión Europea ha propuesto una reducción del 14% de las posibilidades de pesca de la flota comunitaria en 2019 para la merluza capturada en aguas ibéricas, el quinto año consecutivo de recortes para este stock, y un aumento del 23% para la merluza capturada en caladeros del norte, ambas de gran valor comercial para la flota española. De la misma forma, la propuesta del Ejecutivo comunitario plantea recortes para el rape del Golfo de Vizcaya (-7%) y del Gran Sol (-2%). También propone mantener cerrada la pesquería de cigala en el Cantábrico y prohibir las capturas de bacalao en aguas ibéricas y de platija del Gran Sol. Por contra, además del aumento de la cuota de merluza del norte, Bruselas ha pedido incrementar las capturas de rape de aguas ibéricas (2%), el bacalao del Mar de Irlanda (6%), el jurel del Gran Sol, del Cantábrico y del Golfo de Cádiz (un 20%, 18% y 69%, respectivamente) y el gallo de aguas ibéricas y del Golfo de Vizcaya (35% y 40%, respectivamente). Este reparto forma parte de la propuesta para los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas de la flota europea para el Atlántico y el mar del Norte, que los ministros de Pesca de la UE tendrán que negociar y acordar en su última reunión del año, los días 17 y 18 de diciembre.

El 1 de enero de 2019, además, entrará en vigor la obligación de desembarque de todas los ejemplares capturados por los buques comunitarios, lo que significa que todas las capturas tendrán que llevarse a los puertos y no podrán descartarse. La propuesta del Ejecutivo comunitario presentada este miércoles ya deduce las cantidades correspondientes a las excepciones acordadas. En concreto, la Comisión Europea ha propuesto aumentos para las cuotas de 27 stocks, recortes para otros 22, mientras que pide mantener las posibilidades de pesca establecidas en 2018 para 35 especies.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos