El Perosanz perdió el partido, el average y el liderato ante el segundo clasificado

Olatz y Haritz, ganadores del concurso. /  FOTOS ANDER SALEGI
Olatz y Haritz, ganadores del concurso. / FOTOS ANDER SALEGI

El Urkunde Debasket lleva nueve partidos consecutivos ganados y continúa líder

ANDER SALEGI DEBA.

Fin de semana dispar para los equipos del club Debasket, que obtuvieron dos victorias y dos derrotas. Las victoria fueron del equipo juvenil, que volvió a ganar tras el traspiés del último fin de semana, y el cadete, que lleva 9 partidos consecutivos ganando y va líder. Por el contrario los equipos sénior perdieron sus respectivos partidos.

El Electricidad Perosanz perdió en su visita contra el Internacional en San Sebastián por 77-65. De esta manera también perdió el liderato, que pasa a manos del Internaciona, que aunque tenga las mismas victorias, tiene el average a su favor. Desde el principio el equipo debarra no se encontró cómodo en la cancha y los donostiarras cogieron ventaja pronto debido a la floja defensa del Perosanz, al igual que el ataque debarra que fue flojo y sin mucho acierto. También hay que mencionar las bajas que tenía el equipo. Al final del primer cuarto el marcador mostraba 18-15. En el comienzo del segundo cuarto los debarras que consiguieron hacer buenos ataques y ponerse delante en el marcador, 18-24. Pero fue un espejismo, ya que al descanso el marcador mostraba 40-31. Tras el descanso el equipo debarra cambió de defensa, pero no pudo conseguir el resultado deseado debido al flojo ataque. El equipo no paró de luchar y en muchos momentos logró acercarse en el marcador incluso a seis puntos, pero al final el equipo perdió el partido y el average.

Ahora toca levantar cabeza y preparar el siguiente partido que se disputará el hoy a las 19.30 en Deba contra el AIB de Irun. Pese a la derrota hay que recordar que el equipo sigue en puestos de ascenso directo y con dos victorias asegurará el ascenso.

El Zalburdi, sénior de tercera, tampoco pudo contra el Aloña Mendi en casa el viernes por la tarde. Las bajas que han marcado la temporada no han ayudado pero no todo es malo ya que los juveniles del club están disputando minutos que les ayuda en su formación. El partido estuvo marcado por el comienzo pobre del equipo que, con falta de acierto y dando facilidades al contrario, hizo que al final del primer cuarto perdiese por 5-12. Luego el equipo reaccionó y disputó el partido, empatando todos los cuartos excepto el último, que perdió de uno. Al final del partido el resultado fue 36-44.

El sábado el equipo se desplazará hasta Arrasate, donde intentará ganar el primer partido de la temporada fuera de casa. La última oportunidad, ya que le quedan dos partidos, uno en casa y otro fuera. El partido se disputará a las 16.00 contra Mondragon Unibertsitatea C.

Victoria del juvenil

El juvenil Ordizia visitó el polideportivo de Deba para enfrentarse al Gora Behera Debasket, en un sábado lluvioso en el que las gotas de lluvia se contaban casi tanto como las personales que se sancionaban en el partido, es decir, innumerables. El partido fue el más trabado y trabajado de la temporada. Los visitantes propusieron un juego asfixiante, con constantes interrupciones, en el que los anfitriones se fajaron extraordinariamente. Desde un principio los del Gora Behera Debasket se adelantaron en el marcador, pero aunque se distanciasen con ventajas que oscilaban entre los 6-9 puntos, los visitantes hicieron la goma y por momentos apretaron en el luminoso, claro ejemplo de ello es el resultado al descanso (28-27). Según se acercaba el final la intensidad iba en aumento y, tras casi 2 horas de partido, la merecida victoria se quedó en la costa, ante un equipo que llevaba idéntica clasificación. Por ello, gran alegría en el Gora Behera Debasket tras el enorme esfuerzo realizado por los jugadores y entrenador para ver el 57-51 en el marcador. Brutal punch final el de este equipo novel.

El juvenil jugará su último partido en casa, el sábado a partir de las 16.00. Intentará mantener esa segunda plaza de la liguilla, que muestra su gran mejora.

A un solo paso están los cadetes de Urkunde Debasket de conseguir su objetivo de hacerse con el triunfo final de su grupo, tras una nueva victoria 29-59 en cancha del Cafés Aitona Askatuak. Los cadetes realizaron uno de sus mejores encuentros, saliendo concentrados en defensa y ataque, llevando la iniciativa en el juego durante prácticamente todo el partido, como se refleja en los resultados parciales de cada cuarto: 3-10, 10-18, 8-14, 8-17.

El domingo que viene a las 11.00 reciben en Deba al Zast-Orio en el último y definitivo partido de la temporada, ya que si ganan quedarán primeros de la liguilla. Los cadetes de Urkunde Debasket saldrán deseosos de dedicar la victoria final a toda la afición que se acerque a apoyarles y agradecer a la que les ha seguido durante toda esta temporada.

Rifas

Los ganadores de las comidas en la cafetería Zalburdi sorteadas por el club debasket entre el público asistente a los partidos han sido, Haritz Aperribay con el boleto numero 61 (ganador del mes de febrero) y Olatz Matías con el número 224 (ganadora del mes de marzo).