Los pensionistas, los protagonistas del Pleno

Pensionistas en el pleno. /  ISASTI
Pensionistas en el pleno. / ISASTI

NEREA ISASTI SORALUZE.

El Pleno celebrado el miércoles presentaba un aspecto inusual. El salón que normalmente ocupan sólo los corporativos y la prensa, se llenó de pensionistas que habían presentado una moción para que ésta fuera sometida a votación.

El alcalde les agradeció su presencia y posteriormente se dio lectura a la moción. En ella, se resalta el hecho de que los pensionistas llevan años perdiendo poder adquisitivo. La cuantía de muchas de las pensiones actuales se sitúan por debajo del umbral de la pobreza, por lo que exigen una pensión mínima de 1.080 euros mensuales, restablecer la vinculación de las pensiones al IPC, derogar la reforma laboral y solicitar la transferencia de esta competencia.

Sometida a votación, la moción salió adelante por unanimidad.

En su intervención, el portavoz de Bildu en el Ayuntamiento Unai Larreategi, felicitó a los jubilados y pensionistas por su movilización, asegurando que están «rompiendo moldes» y se congratuló de que la moción hubiera sido aprobada por unanimidad. Por último, dijo que «deberíamos hacer un plan de seguimiento a la moción y ver si se van logrando los acuerdos adoptados».

En el turno de ruegos y preguntas, tomaron la palabra varias personas del público, algunas de ellas pensionistas, y pidieron que este acuerdo no se quede en papel mojado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos