El pañuelo rojo dará paso hoy al de cuadros

Los dantzaris de Gure Kai, que ofrecieron la ezpatadantza al santo, bailando en la plaza. / FOTOS SALEGI
Los dantzaris de Gure Kai, que ofrecieron la ezpatadantza al santo, bailando en la plaza. / FOTOS SALEGI

Tras el gran día de sus fiestas, los debarras se vestirán de azul para celebrar el día del marinero |

ANDER SALEGIDEBA.

Las fiestas de Deba están llegando a su fin. Mañana será el último día, pero antes hoy los vecinos celebrarán el día del marinero. Deba se teñirá una vez más de azul.

Ayer fue una de las fechas más señaladas por los vecinos de Deba dentro de las fiestas patronales. El día de San Roke es día de culto, tradición y cultura. Los bailes, la música y los toros fueron los protagonistas. El día de San Roke comenzó muy temprano con los gaupaseros acompañando a los gaiteros de Estella y la banda de música en la diana. La música por las calles animó a más de uno a salir a ver el primer encierro de las fiestas. El encierro comenzó puntual y fue una carrera rápida, pero con heridos. Tres personas sufrieron golpes (piernas y cabeza) durante el recorrido, uno de ellos, el más grave, con un golpe en la cabeza fue trasladado por los sanitarios de la Cruz Roja al Hospital de Mendaro. El primer encierro de estas fiestas lo protagonizaron los novillos de la ganadería salmantina la Ventana del Puerto, que entraron en el corral para por la tarde salir y ser lidiados por dos novilleros. Con el tiempo justo para desayunar, continuaron los actos con la procesión acompañada por la corporación municipal y muchos debarras a la ermita de San Roke donde el párroco local Patxi, junto con la colaboración de Joxean Larrañaga párroco de Oñati oficio la misa en una ermita abarrotada de gente.

En el trayecto del casco urbano hasta la ermita los miembros de Gure Kai bailaron la Ezpatadantza ante la imagen del santo. Destacar que el grupo de baile Gure Kai ha confeccionado unos pañuelos de fiestas con el lema 'Debako Dantzarien Kofradia' que regalaron a cada costalero.

Una vez finalizada la misa en la ermita, las calles de la localidad acogieron una comparsa con los gigantes que bailaron La Era en la plaza vieja. Los dantzaris de Gure Kai volvieron a ser protagonistas con un aurresku ante la corporación municipal. El alcalde debarra Gilen García también bailó. La txaranga Joselontxos animó las calles con sus melodías durante la hora del vermut.

Por la tarde, los aficionados a la tauromaquia pudieron disfrutar de una novillada con los toreros Sergio Nunes (escuela taurina de Madrid) y Leonardo Dos Santos (escuela taurina de Salamanca). A la misma hora hubo también una sesión de bertsos en la carpa, mientras que los más pequeños se lo pasaron en grande con unos juegos de madera en la plaza Berasaluze. La música y los fuegos artificiales cerraron una bonita jornada para los debarras.

El día del marinero comenzara muy temprano (8.00) con Kardantxulo kantuan. Por la mañana destacan la Jorrai dantza bailada por gente del pueblo y miembros de dantza Gure Kai. Al mediodía (12.00) Kardantxulo estará amenizado por los bertsolaris Julio Soto y Nerea Elustondo, y en Sokagain Kalea estará Txanbezpel. Un gran número de vecinos se reunirá en el frontón Aldats para disfrutar de una comida popular. Por la tarde, antes de que las cuadrillas tomen el control de las fiestas, a las 17.00 Txanbezpel y Pato cantarán en la calle Ostolaza. Media hora más tarde pasacalle con los gaiteros de Estella y una charanga. A las 18.00 encierro con embolados y juegos entre cuadrillas. Por la tarde noche la música cogerá protagonismo. Primero con el concierto en la plaza vieja de Ingo Al Deu?. A las 00.00 Larrain Dantza en la plaza vieja y a las 00.30 conciertos con Eskean Kristo, Skabidean & The black birds y Potato.