Motxo, campeón en las pruebas de bueyes

Los bueyes de Motxo (de Murueta) lograron alzarse con la victoria en la LXIII Prueba de Año Nuevo. /  FOTOS ANDER SALEGI
Los bueyes de Motxo (de Murueta) lograron alzarse con la victoria en la LXIII Prueba de Año Nuevo. / FOTOS ANDER SALEGI

La manta de kintopekos se la llevó Izeta, con poco más de 50 plazas realizadas por sus bueyes

ANDER SALEGI DEBA.

El año nuevo en Deba comienza con deporte rural, ya son 43 las ediciones celebradas de las tradicionales pruebas de bueyes. Por una semana, el frontón Euskal Jolas cambia a los palistas y manomanistas por los bueyes. Durante cuatro jornadas, 14 parejas han competido por las mantas que les proclamasen como campeones.

Las dos primeras jornadas compitieron las parejas de Kintopekos. El primer día, en año nuevo, la pareja de bueyes de Izeta logró hacer 50 plazas y 1,7 metros, llevándose de esta manera a Aia las mantas donadas por el Hotel Kanala. En segundo lugar Oliden hizo 48 plazas. En tercer lugar, los bueyes de Iñaki Lopategi hicieron 45 plazas. En cuarto lugar, Soarte, de Elgoibar, logró hacer 44 plazas y 0,15 metros. En quinto lugar, finalizaron los bueyes de Patxi Illarreta con 39 plazas, tres cintas y 1,7 metros. Kamiñoko (ganador de la anterior edición) hizo 38 plazas, una cinta y 95 centímetros finalizando en sexto lugar. En la última plaza de esta categoría finalizó Etxetxo con 23 plazas y 3,1 metros.

El pasado domingo comenzó la disputa por las mantas de la XLIII edición de las pruebas de bueyes de año nuevo. Ese día compitieron los bueyes de Patxi Illartea, que completaron la prueba con 42 plazas y 3,1 metros, lo que supuso que finalizaran en séptima posición en la clasificación general. Ese día también participaron los bueyes de Arzadun que hicieron 48 plazas y 5,15 metros (quintos). Lopategi logró hacer 48 plazas en treinta minutos, por lo que finalizó en la sexta posición de la clasificación general. Los bueyes de Elorrieta lograron hacer 50 plazas y 2,05 metros, logrando hacer una buena marca. Ese número de plazas les sirvió para finalizar en tercer lugar.

El último día, el lunes, se celebró la prueba por la noche. El frontón de Euskal Jolas se llenó (170 aproximadamente) para ver el desenlace de las pruebas de bueyes de este año. Los primeros en participar fueron los bueyes de Oliden, de Orio, que realizaron 49 plazas y 1,95 metros (cuartos clasificados). En segundo lugar participó Motxo de Murueta. Estos bueyes volaron sobre el probaleku y realizaron 50 plazas, tres cintas 6 metros y cinco centímetros. La última pareja en competir fue la de Garagartza Elkartea de Laukiz, que logró 50 plazas, 3 metros y 50 centímetros. Le puso las cosas complicadas a Motxo pero al final no pudo superar la marca establecida por los de Murueta, que se proclamaron campeones.

Una vez finalizada la prueba se procedió a la entrega de premios. Representantes del Ayuntamiento se encargaron de entregar las txapelas cedidas por Seven Clovers y AlkiDeba y las mantas cedidas por Beristain Logística. El segundo y tercer clasificado recibieron un premio en metálico y un juego de akullus. El resto de participantes recibió un premio en metálico.

Mucha gente ha pasado por Euskal Jolas durante estos cuatro días de pruebas. El primer día acudieron 155 personas, el segundo 176, el tercero 57 y el último día, 170.

 

Fotos

Vídeos