Iñaki Errezquin se impuso en el sprint y gana el Premio Deba

La prueba transcurrió a gran velocidad. / FOTOS ANDER SALEGI
La prueba transcurrió a gran velocidad. / FOTOS ANDER SALEGI

No hubo participación femenina entre los 120 inscritos

ANDER SALEGI DEBA.

La temporada de carreras ciclistas organizadas por la sección de ciclismo del club Amaikak Bat comenzó ayer con la 30 edición del Premio Deba en categoría cadete. 120 ciclisas cadetes de primer y segundo año tomaron salida desde la plaza del ayuntamiento. 70 fueron los participantes que terminaron de completar el circuito de 52 kilómetros. Fueron muy veloces durante toda la carrera, ya que emplearon una velocidad media de 40 kilómetros por hora. Durante la prueba, se pudo disfrutar del buen tiempo que hizo para la práctica de este deporte. Alguna caída hubo durante la carrera pero nada grave.

La carrera se decidió al sprint, como viene siendo habitual en esta categoría. Llegaron un grupo de ciclistas todos juntos pero al final se impuso Iñaki Errezquin, del equipo Donosti Berri. El ganador necesitó una hora, 22 minutos y 38 segundos para completar la prueba.

Después de la carrera se procedió a la entrega de premios en la plaza de los Fueros enfrente de Kutxa. Iñaki Errezquin, vencedor de la prueba, recibió un trofeo cedido por Ciclos Turbina, un ramo de flores del restaurante Urgain, dos cubiertas y una cadena entregados por Gurpil. Haritz Sein, del equipo Dinui-Irun, terminó en segundo lugar. El ciclista recibió un trofeo otorgado por Autor Reparaciones Deba y dos cubiertas y una cadena entregados por Gurpil.

Tercero y mejor local

Kimetz Etxabe, del equipo Viveros San Antón, se llevó la tercera plaza, y obtuvo el galardón concedido por la carnicería Albizu y una cadena y seis cámaras entregadas por Gurpil. En el apartado femenino el premio quedó desierto al no haber participación femenina entre todos los inscritos. En cuanto al premio por equipos, Limousin cartonajes se llevo el trofeo otorgado por el bar Mazantini y un inflador cedido por la empresa Gurpil. El premio al mejor local fue para Kimetz Etxabe, del equipo Viveros San Antón, quien recibió un trofeo cedido por la cafetería Atozte y un porta herramientas y una cámara entregado por Gurpil.

El debarra Kimetz Etxabe está realizando una muy buena temporada hasta la fecha. Aun habiendo terminado la temporada de pista en febrero y habiendo empezado a disputar en carretera, Etxabe, del equipo zumaiarra Viveros San Antón, sigue entrenando en pista. Fue seleccionado con la selección de Euskadi de pista para participar en Galapagar, en la segunda copa de España, en la que obtuvo un tercer puesto en la prueba de Keirin. Kimetz vuelve a entrar en la convocatoria para la tercera y última copa de España que se disputara en Valencia el próximo fin de semana. En dicha prueba, Euskadi defenderá su liderazgo. El corredor debarra de Viveros San Antón, además, peleará por encontrar un puesto con la selección para el campeonato de España que se disputará en Tafalla en Semana Santa.

Desde la sección ciclista del Amaikak Bat quieren agradecer por su contribución a la carrera al Ayuntamiento de Deba, a la Cruz Roja, Kutxa y a todas las personas que han hecho posible que esta carrera se celebrase. La próxima cita será el próximo 6 de abril con la carrera de categoría júnior.