Zarautz, dura prueba para el Haundi en su retorno a la División de Honor

Preparación. Partido de pretemporada del CD Elgoibar contra la Real Sociedad C en Mintxeta. /  AITOR
Preparación. Partido de pretemporada del CD Elgoibar contra la Real Sociedad C en Mintxeta. / AITOR

Aizpuru no podrá contar con los lesionados Iker Calvo e Iker López, ni con el sancionado Josu Zubizarreta

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

El Haundi abre la temporada midiéndose al Zarautz en el campo de Asti a las 16.30 de esta tarde. El choque supone la vuelta del CD Elgoibar a una categoría más acorde con su historia, tras jugar la pasada temporada en Regional Preferente.

De cara a este encuentro, Omar Aizpuru cuenta con las bajas de Iker Calvo e Iker López, a las que se les suma la de Josu Zubizarreta, que arrastra una sanción de un partido desde la pasada temporada por acumulación de tarjetas. El resto está en condiciones de afrontar al partido, tal y como manifestó el técnico azpeitiarra.

Aizpuru encara el choque contra el Zarautz con el convencimiento de que su equipo va a dar la cara. El trabajo que se ha hecho en pretemporada le ha dejado satisfecho y ve a los jugadores con ganas de dar lo mejor de sí mismos en la categoría. «En pretemporada hemos estado trabajando con dos sistemas de juego diferentes y veo al equipo en condiciones de competir en la División de Honor Regional. De hecho, entiendo que el CD Elgoibar tiene que estar, por lo menos, en esta categoría».

El entrenador del Haundi sabe que no va a ser fácil y que les va a tocar luchar para sacar adelante los partidos. «El primer año después de un ascenso suele ser complicado. En nuestro caso, se pude decir que mantenemos prácticamente el mismo bloque del año pasado, con la novedad de un par de fichajes, pero vamos a pelear por demostrar que este es nuestro lugar. Tenemos que encarar cada partido pensando en ponerles las cosas lo más difícil posible a nuestros rivales. La temporada va a ser muy larga y debemos de tratar de llegar al final de todos los partidos con opciones de sumar. Esa va a ser nuestra idea en Zarautz. Apostaremos por un partido cerrado, con pocas oportunidades, tratando de frenar a nuestros rivales y buscando la ocasión de aprovechar las situaciones de gol que seamos capaces de generar».

Un campo grande

Uno de los factores que preocupa al técnico del Haundi a la hora de plasmar sobre el campo este planteamiento es el de las propias característica del terreno de juego. Asti es un campo de hierba natural y destaca por ser uno de los terrenos de juego más grandes de Gipuzkoa. Este hecho da lugar a la creación de muchos espacios y dificulta las labores de defensa. «Al Zarautz le gusta jugar desde atrás, abrir el campo para crear huecos en la defensa rival. Somos conscientes de que ese va a ser su juego, y lo que tenemos que hacer es estar juntos, cerrar líneas, y aprovechar las contras para intentar que el partido caiga de nuestro lado», indicó Omar Aizpuru.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos