Una Vuelta a Elgoibar a ritmo más pausado

En marcha. Participantes en una de las últimas ediciones, camino de Altzola tras pasar Urnobitza. / AITOR
En marcha. Participantes en una de las últimas ediciones, camino de Altzola tras pasar Urnobitza. / AITOR

Morkaiko ME pondrá una liebre que marcará el paso para completar el recorrido en un plazo de 10 horas

AITOR ZABALA

Las tradicionales marchas de montaña, punto de encuentro de miles de montañeros atraídos por el placer de caminar y disfrutar de la naturaleza, han caído estos últimos años bajo el influjo del virus del trail running y las carreras de montaña. El placer de caminar se ha visto relegados a un segundo plano y, para muchos de los que se suman a estas pruebas, el reto no es otro que completar el recorrido en el menor tiempo posible.

La Vuelta Montañera a Elgoibar no es ajena a esta situación y cada año son muchos los que salen a la carrera para batir la marca lograda en la edición anterior. Para dar respuesta a esta situación y animar a sumarse a la vuelta a personas que pueden verse retraídas por el hecho de compartir la prueba con montañeros que pueden completar los 40 kilómetros de recorrido en seis, cinco y hasta en cerca de cuatro horas, Morkaiko ME pondrá en marcha una iniciativa que responde al nombre de 'Elgoibarko Itzulia 10 ordutan-La Vuelta a Elgoibar en 10 horas'.

«No tenemos nada en contra de los participantes que quieren completar la vuelta lo más rápido posible, pero queremos animar a que se sumen a la vuelta montañeros que buscan hacerla de una manera más tranquila. La solución que hemos adoptado ha sido poner una liebre que será la encargada de marcar el ritmo para completar la vuelta en diez horas. Con esta fórmula -indicaron desde la sociedad montañera elgoibartarra- los participantes que lo deseen tomarán la salida a las 6.00 en la plaza de Kalegoen con el resto de los inscritos y, paso a paso, completarán el recorrido llegando de nuevo a la plaza Kalegoen a las 16.00».

La Vuelta Montañera a Elgoibar tendrá lugar el próximo 11 de mayo. La marcha se encuadra en la celebración del Morkaiko Eguna, una jornada que servirá de marco también al Día del Finalista, la fiesta de los mendizales en la que se les entregarán las medallas con las que se reconoce su actividad montañera a lo largo del año y que se completará con la ya clásica Elgoibarko Itzulitzoa.