Triplete de Iker Eskibel en San Pedro

Marcaje. Los más fuertes no perdieron de vista a sus rivales./
Marcaje. Los más fuertes no perdieron de vista a sus rivales.

El ciclista de Eskoriatza volvió a imponerse en la prueba organizada por Elgoibarko Lagun Taldea |

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

Iker Eskibel volvió a ser el más fuerte en la Subida a San Pedro-Memorial Julián San Juan. El ciclista de Eskoriatza sumó su tercer triunfo en la carrera organizada por Elgoibarko Lagun Taldea al imponerse ayer en una prueba marcada por la dureza añadida que le dio el fuerte viento que sopló durante su desarrollo.

El sonido de las campanas de la parroquia de San Bartolomé marcó el inicio de la carrera a las 12.00. El miedo al fuerte viento y el marcaje entre los favoritos hizo que buena parte de la ascensión se hiciera en grupo. A poco más de un kilómetro fue cuando se desataron las hostilidades entre los mejores. Eskibel se fue en solitario y logró ser el primero en meta con un crono de 13:47. La segunda posición, con un tiempo de 14:00, fue para el elgoibartarra Iban González, siendo el tercer puesto para otro joven de la localidad, Imanol Álvarez, que completó la ascensión en 14:08.

Una de las notas positivas de este año, además de la participación con 54 corredores y la gran cantidad de espectadores que se dieron cita en Idotorbe-San Pedro, fue la presencia de tres mujeres en el pelotón. La primera en cruzar la línea de llegada fue Amaia Urkidi (17:35). Por otro lado, la categoría Cadete se saldó con la victoria de Beñat Fernández, mientras que el primer puesto en la categoría Juvenil fue para Ion Ibarluzea. Imanol Álvarez, segundo en la clasificación general, fue el primer ciclista de la categoría sub23 en completar la ascensión hasta este bonito enclave desde el que se domina el valle del Deba. Jorge González se hizo con el premio en la categorías Veteranos-A, Iñigo Ortuoste fue el más fuerte en la categoría Veteranos-B y Félix Oyarzun se llevó el premio reservado a los corredores de la categoría Veteranos-C.

Sin récord

Las condiciones climatológicas, con un fuerte viento que no facilitó la labor de los ciclistas, hicieron inviable ayer la opción de establecer un nuevo récord. En el caso de la categoría masculina, habrá que esperar hasta el próximo año para ver si algún corredor bate el crono de 13:17 que Iker Eskibel, ganador ayer, obtuvo en la cita del año pasado. Otro tanto sucede en la categoría femenina, prueba en la que el récord esta en manos de la mendaroarra Maite Maiora, tras completar la ascensión a Idotorbe-San Pedro en un tiempo de 17:20 en 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos