Pioneras en el frontón, a golpe de raqueta

Juego. Grupo de raquetistas de Gros, con el equipo con el que disputaban sus partidos./ARCHIVO MUNICIPAL
Juego. Grupo de raquetistas de Gros, con el equipo con el que disputaban sus partidos. / ARCHIVO MUNICIPAL

El martes se proyectará en la escuela de música y danza Inazio Bereziartua el documental 'Raketistak lehen eta orain'. El polideportivo Olaizaga acoge mañana la apertura de una muestra dedicada a las mujeres raquetistas

AITOR ZABALAELGOIBAR.

'Raketiskak' es el título de la exposición que se va a poder visitar a partir de mañana en el bar del polideportivo Olaizaga. La muestra organizada por el Ayuntamiento de Elgoibar, el Patronato Municipal de Deportes y la asociación Raketistak Lehen eta Orain Kultur eta Kirol elkartea permanecerá abierta al público hasta el próximo 26 de marzo, ofreciendo a los que acudan a verla la posibilidad de conocer a estas precursoras de la integración de la mujer en el mundo del deporte. De hecho, hay quien ve en ellas primeras deportistas profesionales del mundo.

Si hay un nombre propio que destaca en el surgimiento de las raquetistas es el de Ildefonso Anabitarte, un empresario donostiarra que en 1917 se presentó en Madrid con varias jóvenes a las que puso a jugar en los frontones de la capital. Aquella primera experiencia tuvo un éxito inmediato. La gente acudía en masa a verlas jugar, lo que ayudó a que muchas de aquellas jóvenes raquetistas empezaran a ganar un buen dinero.

La noticia corrió como la pólvora y muchas otras mujeres vieron en la raqueta una forma de labrarse un porvenir. Animados por el deseo de aprender, se apuntaron a las escuelas de raquetistas que fueron apareciendo en aquella época con el fin de surtir de nuevas deportistas a los frontones. «Siendo apenas unas niña. con 15 años, y una vez convertidas en avezadas pelotaris, la mayoría de ellas ganó lo suficiente como para mandar dinero a la familia. Esas mujeres pioneras fueron mal vistas en general en el País Vasco, porque no se atenían al molde de la mujer de la época. En el exterior, sin embargo, muchas de ellas probaron las mieles del éxito», señalan los organizadores de la muestra.

La exposición se complementará con la proyección de un documental titulado 'Raketistak Lehen eta Orain'. Esta proyección tendrá lugar en el auditorio de la escuela de música y danza Inazio Bereziartua el martes, 13 de marzo, a las 19.00. A su conclusión se celebrará una mesa redonda el que se hablará sobre las raquetistas, la mujer y su papel en el mundo del deporte.

La cantera de Elgoibar

Elgoibar también ha contado con sus propias raquetistas. Fueron varias las mujeres que saltaron a las canchas animadas por el reto de labrarse un porvenir en este deporte. Sus nombres aparecen en el libro 'El viejo frontón de Kalegoen', escrito por el historiados Koldo Lizarralde, compartiendo espacio con otros pelotaris de la localidad.

En esa lista encontramos nombres como los de las raquetistas María Aguirregomezcorta y Salomé Aguirregomezcorta, nacidas en el caserío Aitz-Bizkar, de Idotorbe-San Pedro, Sabiñe Aramburu y María Arrillaga Garate, una mujer que nació en el caserío Arane, de Idotorbe-San Pedro, en 1918 y que ya, con 17 años, era raquetista profesional en Barcelona. Su andadura como raquetista se prolongó hasta 1954 y, en ese tiempo, tuvo ocasión de jugar en los frontones de Barcelona, Madrid, Valencia, Salamanca y Sevilla, entre otros. Su hermana, Juanita, también llegó a ser raquetista profesional, al igual que María Ángeles Churruca, una mujer que vio la luz en el caserío Orraindi, de Sallobente-Ermuara, y tuvo una trayectoria que le llevó a cruzar el charco y a jugar en América. La lista de raquetistas elgoibartarras se completa con Felisa Muguruza, nacida en el caserío Verdun, ubicado en Sallobente-Ermuaran.

 

Fotos

Vídeos