Las obras se acumulan en el entorno de la calle Trenbide

Paso. La impermeabilización de la calle Juan Muguerza ha llevado al cierre del Caracol más de un mes./
Paso. La impermeabilización de la calle Juan Muguerza ha llevado al cierre del Caracol más de un mes.

La coincidencia afecta al Caracol, a las escaleras de Aita Agirre y al ascensor de la calle B. Ecenarro

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

Los problemas de accesibilidad se les han acumulado en estas últimas semanas a los vecinos de las calles Arregitorre y Azkue-San Roke. Obras y algún contratiempo inesperado en forma de avería les han obligado a buscar alternativas en sus recorridos habituales para transitar entre el casco urbano y sus domicilios.

El problema que más se está alargando en el tiempo es el del cierre de la pasarela del Caracol. Las obras de impermeabilización que se están llevando a cabo en la calle Juan Muguerza con el fin de eliminar los problemas de humedades en los garajes situados bajo ella obligaron a prohibir el paso a los viandantes por la pasarela a comienzo del pasado mes de octubre. El Ayuntamiento de Elgoibar anunció que el cierre se iba a prolongar por espacio de dos semanas pero, a día de hoy, todavía no se permite el paso por ella. Según ha manifestado el concejal de Urbanismo Josu Arraiz, entre las causas del retraso está lo adverso de la climatología de las últimas semanas, que ha dificultado el normal desarrollo de las obras así como la certificación por parte de una empresa especializada de la correcta ejecución de las tareas de impermeabilización en esta fase del proyecto. Sin embargo, todo apunta a que la reapertura está cerca. «El siguiente paso va a ser hormigonar la zona de la calle Juan Muguerza más cercana al Caracol y, una vez que se lleve a cabo esta tarea, se volverá abrir a los viandantes», indicó Josu Arraiz.

Otro punto que se ha visto afectado por las obras es el de las escaleras que enlazan Aita Agirre con la calle Trenbide. En este caso se está llevando a cabo la construcción de una arqueta para instalar una serie de elementos del cableado eléctrico relacionados con el proyecto de Aita Agirre. La construcción de la arqueta y la zanja para la canalización, ha llevado al cierre de estas escaleras a los viandantes mientras se prolonguen las obras. Otro tanto sucede con el carril para vehículos en dirección a la calle Santa Ana, que se ha cerrado al paso a todos los coches, salvo a aquellos que deban acceder a los garajes existentes en la zona.

Finalmente, la rotura de un cable dejó fuera de servicio el ascensor urbano que enlaza la calle Bernardo Ecenarro y la zona anexa al polideportivo Olaizaga. La avería se produjo con varias personas dentro de la cabina, a las que se tuvo que ayudar a salir al quedarse bloqueado el ascensor. Operarios de la empresa encargada de su mantenimiento ultimaban ayer la sustitución del cableado, con las miras puestas en reabrirlos para la misma tarde de ayer o a lo largo de la jornada de hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos