La N-634 contará con isletas para peatones en Arriaga-San Antolín

Dos fases. Al pintado de las nuevas líneas le seguirá la colocación de las isletas antes de final de año. / AZ
Dos fases. Al pintado de las nuevas líneas le seguirá la colocación de las isletas antes de final de año. / AZ

Los vecinos consideran que la medida es «insuficiente» y exigen más seguridad

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

La controversia sobre el riesgo para la seguridad de los vecinos de Arriaga-San Antolín que supone la N-634 ha vivido estos días un nuevo capítulo con la puesta en marcha de una actuación encaminada a minimizar ese peligro por parte del departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación Foral de Gipuzkoa. En concreto, se ha procedido a repintar la líneas de la carretera y a estrechar los carriles, ofreciendo más zonas de resguardo a los viandantes que se ven obligados a atravesarlos, ya sea para ir hasta la parada de autobuses o para acceder a las empresas de la zona o al bloque de viviendas del barrio.

El proyecto contempla un repintado de las líneas de la calzada y la colocación de un sistema de isletas que dará lugar a un estrechamiento de los carriles de circulación y, consecuentemente, a una disminución de la velocidad de los vehículos en su tránsito por la zona una vez que las obras estén totalmente finalizada, según se apunta desde el departamento de Infraestructuras Viaria de la Diputación Foral de Gipuzkoa. «La solución que se ha adoptado ofrece a los viandantes un paso protegido en el centro de la calzada. Los peatones cruzarán la N-634 en dos fases, con un punto seguro protegido por isletas en el centro de la calzada que no solo aumentará su seguridad al atravesar la N-634 sino que, al verse acompañada por un estrechamiento de los carriles de circulación, hará que los vehículos tengan que reducir su velocidad al pasar por esta zona de Arriaga-San Antolín».

La obra se va a desarrollar en dos fases. «La primera fase ha consistido en el pintado horizontal, siguiendo las líneas del nuevo esquema. Esta actuación tendrá continuidad más adelante, con la ejecución de las isletas y la iluminación del punto de cruce. Se espera que todos estos trabajos estén concluidos para final de año», indicaron desde el departamento de Infraestructuras Viarias del ente foral.

Medidas insuficientes

Lo que no contempla el proyecto es medidas de mayor calado, como la instalación de un semáforo o la habilitación de un paso alternativo (pasarela o paso soterrado) para atravesar con total seguridad la N-634 en Arriaga-San Antolín, como reclaman los vecinos y los trabajadores de las empresas radicadas en Arriaga-San Antolín.

Mireia Cearsolo lleva desde el pasado mes de agosto liderando la protesta por la falta de seguridad para los viandantes de Arriaga-San Antolín que se ven obligados a atravesar la N-634. Convencida de que es necesario implementar medidas encaminadas a garantizar la seguridad, se puso en contacto con el Ayuntamiento de Elgoibar y la Diputación Foral de Gipuzkoa para que dieran una solución a este problema. Asimismo, inició una campaña de recogida de firmas entre los vecinos y los trabajadores de las empresas que se saldó con 120 apoyos.

Todas estas actuaciones han encontrado como primera respuesta unas obras que, a juicio de Cearsolo, resultan insuficientes. De hecho, no descarta recurrir a instancias superiores para conseguir que, finalmente, atravesar la N-634 en Arriaga sea una práctica segura. «Las medidas que se están llevando a cabo van en el buen sentido, pero no son suficientes. En su momento se nos dijo que iban a conseguir que el paso fuera sustancialmente más seguro, pero a los vecinos y a los trabajadores de la zona no nos vale con eso; queremos que cruzar la N-634 sea totalmente seguro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos