Mikel Gurrutxaga: «Nunca imaginé que algún día llegaría a marcar goles en Finlandia»

Capitán. Mikel Gurrutxaga, en el sorteo de campos de uno de los partidos disputados por el JS Hercules./
Capitán. Mikel Gurrutxaga, en el sorteo de campos de uno de los partidos disputados por el JS Hercules.

El elgoibartarra participa en un programa de colaboración con clubes de distintos países dirigido por el Deportivo Alavés SAD

AITOR ZABALAELGOIBAR.

Cuando Mikel Gurrutxaga se inició en el fútbol defendiendo los colores del CD Elgoibar siendo un crío, difícilmente podía imaginar que un día llegaría a jugar en el fútbol finlandés. Sin embargo, aquello que entonces era impensable, es hoy en día realidad. El joven elgoibartarra defiende esta temporada los colores del Hércules JS, un equipo radicado en Oulu, la ciudad más importante del norte de Finlandia con cerca de 200.000 habitantes, y una de las puertas de entrada a las tierras de Laponia. El Hércules JS milita en una categoría que sería equiparable a la Tercera División y, en estos momentos, se encuentra situado al frente de la tabla.

-¿Cómo llega un joven futbolista de Elgoibar a jugar en Finlandia?

-Hace dos años, cuando iba a incorporarme al filial de la SD Eibar, me rompí la rodilla. Cuando me recuperé, el equipo armero me cedió al Amurrio. Al final de temporada, la SD Eibar decidió no prorrogarme el contrato y fiché por el equipo alavés. A mediados de esta pasada temporada, el Deportivo Alavés SAD, club al que está convenido el Amurrio, me propuso jugar con un equipo de Finlandia llamado Hércules JS, con el que viene colaborando, al igual que hace con equipos de otros países, y acepté.

-¿No le dio miedo tener que jugar en el equipo de una ciudad situada a 4.000 kilómetros de su casa?

-No estoy solo en esta aventura. Conmigo han llegado Ismael Díaz Galán, un entrenador con experiencia en equipos como Málaga, Cádiz, Huesca, Oviedo y Farense, de Portugal, y cuatro jugadores de campo, Joshua Julve (Gava), José Javier Amat (Atlético Ibañes), Marcos Moreno (Adra Milenaria) y Alain Pecharromán, el otro vasco de la expedición.

-¿Se están cumpliendo las expectativas con las que viajó a Finlandia?

- Nuestro objetivo es mejorar el nivel del equipo y conseguir el ascenso. Tuvimos un inicio titubeante, pero hemos remontado y, a falta de diez partidos para el final, estamos al frente de la tabla, empatados a puntos con el segundo. El contrato que he firmado es hasta final de temporada. La Liga concluye en septiembre, pero si nos clasificamos para la promoción de ascenso, estaremos en Finlandia hasta finales de octubre. En el apartado personal, empecé en el centro del campo, pero ahora juego de defensa central. Las últimas temporadas no había tenido acierto cara al gol y, aunque no es mi misión, ya llevo dos tantos. ¡Nunca imaginé que podría estar marcando goles en Finlandia!

-¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del fútbol finlandés?

-Los equipos a los que nos enfrentamos son una mezcla de gente joven con futbolistas experimentados que vienen de categorías superiores. Su juego es más directo, más físico. No están trabajados tácticamente, tienen un juego menos posicional que el que se practica en la Liga española.

-¿Y cómo se vive el fútbol en Finlandia?

-Lo que se ve en el campo es un reflejo de lo que se ve en la calle. Hay diferencias culturales con nuestra forma de entender el fútbol, tanto por parte de los jugadores como por la de los aficionados. Esa cierta frialdad y menor cercanía que ves en la calle, se refleja luego en el campo. Muestran menos pasión y sentimiento por el fútbol que la que podemos mostrar nosotros.

-¿Se le está haciendo fácil habituarse al cambio de vida que supone el traslado a Finlandia?

-Comen en torno a las 11.00 y para las 17.30 y las 18.00 ya han cenado. Para nosotros es un cambio muy grande, y hacemos lo que está en nuestra mano para no adaptarnos a ese horario de comidas. Por otro lado, el hecho de haber llegado con otros jugadores a este país es una ayuda importante. Vivimos juntos y eso ha dado lugar a unos vínculos muy fuertes que nos ayudan tanto en la convivencia en la casa como en el equipo. En nuestro ánimo está extender los lazos que hemos creado entre nosotros al resto de la plantilla. Tenemos que ser una piña para lograr el objetivo del ascenso.

-¿Cómo es el día a día de Mikel Gurrutxaga en Oulu?

-Dedico todo mi tiempo al fútbol. Por las mañanas, tenemos sesiones de entrenamiento o de gimnasio, acompañadas a veces por el visionado de vídeos. A las 15.30, entrenamos y, en torno a las 18.00, llegamos a casa. El fin de semana toca partido, y al cansancio del encuentro se le suma el cansancio de los viajes. Finlandia es un país muy grande y los desplazamientos son en autobús, por lo que cuando estamos de vuelta en casa tenemos pocas ganas de salir.

-Finlandia se sitúa en el norte de Europa, lo que invita a pensar que el frío estará muy presente en la vida de los finlandeses

-El invierno condiciona mucho la competición. Nosotros llegamos en abril, para preparar la Liga, que se juega aprovechando los meses con mejor tiempo. Curiosamente, nuestros primeros días coincidieron con una ola de calor. Hubo días de sol con 25º y llegamos a ir a la playa y bañarnos, algo impensable otros años. Ese calor marcó también el desarrollo de los primeros partidos. Se acordó realizar altos durante el choque para que pudiéramos beber y refrescarnos. Ahora estamos viviendo la época que se conoce como el sol de medianoche, con días muy, muy largos, y noches de unas pocas horas. Es una experiencia curiosa.

-¿Cómo se relaciona con los finlandeses?

-Oulu está cerca de Suecia y aquí se habla tanto finés como sueco. La tercera lengua oficial del país es el lapón. Afortunadamente, la mayor parte de los finlandeses se maneja en inglés. Tienen un nivel alto y eso nos permite relacionarnos con ellos. Por mi parte, también estoy haciendo esfuerzos por aprender algo de finés on-line.

-En el tiempo libre que le deja el fútbol escribe un blog con un nombre curioso, www.futbolistafrustrado.com.

-El nombre tiene como referencia a una de las emociones más presentes en el fútbol, que es la de la frustración. En el blog hablo sobre el fútbol, sobre los valores que me ha inculcado y sobre lo que puede aportarnos a cada uno como personas. La imagen del fútbol, con alegrías y triunfos, esconde otra cara, la de las derrotas y los malos momentos porque no juegas o has sufrido una grave lesión. Todo ello da lugar a un vaivén de emociones y sentimientos que tienes que aprender a gestionar para madurar y hacerte más fuerte como futbolista y, sobre todo, como persona. De hecho, en esa sucesión de emociones, una de las que más aparece en el camino del futbolista es la de la frustración, y esa es la razón por la que el blog lleva como título www.futbolistafrustrado.com.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos