«Igual me animo a participar en el Memorial Mintxeta el próximo año»

Fuerza. Imanol Albisu ofreció una exhibición el pasado domingo en Santumotz. /  AITOR
Fuerza. Imanol Albisu ofreció una exhibición el pasado domingo en Santumotz. / AITOR

Imanol Albisu 'Goikoetxe' tiene como metas los campeonatos de Mallabia y Bilbao, y el Campeonato de Euskadi

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

El Campeonato San Bartolomé de Levantamiento de Piedra-Memorial 'Mintxeta' celebra este año su edición número 20. Los aficionados a esta modalidad del herri kirolak están citados en la plaza Kalegoen (en caso de lluvia en el frontón de la Ikastola Elgoibar) la tarde del 25 de agosto, coincidiendo con la celebración del día del Baserritarra durante las fiestas de San Bartolomé.

De momento, son cuatro los levantadores que han confirmado su presencia (Aimar Galarraga, Kortaberri, Eizmendi y Peñagarikano). Por desgracia, el elgoibartarra Imanol Albisu 'Goikoetxe' no va ser de la partida, pese a que se llegó a especular con la posibilidad de que podría estar presente en la cita de Kalegoen. Su vuelta a la competición y los resultados que ha obtenido este último año invitaban a pensar que iba a haber un elgoibartarra entre los harrijasotzailes en liza, pero 'Goikoetxe' ha optado por posponer a ediciones posteriores su presencia en esta prueba, primando otros retos. «Me estoy centrando en el trabajo con las piedras más convencionales. No he trabajado nada con este tipo de piedras irregulares. En estas próximas semanas tengo citas importantes en Mallabia, el miércoles, y Bilbao, el día 24, justo un día antes de la prueba de Elgoibar. También tengo entre mis desafíos el Campeonato de Euskadi, por lo que he pensado que es mejor no competir en Elgoibar. Todavía no me veo preparado para trabajar con piedras irregulares como la 'Belaustegi' y la 'Mintxeta'. Igual el próximo año me animo», manifestó el levantador de piedras de Elgoibar.

Prueba exigente

Tal y como viene sucediendo estos últimos años, los 'harrijasotzailes' deberán de ponerse a prueba con ambas piedras en sendas tandas de cinco minutos, tratando de lograr con ellas el mayor número de alzadas posible. El ganador se hará acreedor a un premio en metálico de 600 euros, a un trofeo y a una txapela. El segundo clasificado recibirá 500 euros, el tercero, 400, el cuarto, 300, y el quinto, 200. Todos los participantes tendrán derecho a un premio-dieta por tomar parte en el concurso, aunque para optar a él deberán de levantar por lo menos una vez cada una de las dos piedras.

Desde el año 2012, tanto la piedra 'Belaustegi' como la piedra 'Mintxeta', dos moles que se caracterizan por su forma irregular, sirven de jueces de este campeonato. La 'Mintxeta' tiene un peso de 126 kilos y durante años permaneció olvidada en el caserío del mismo nombre. La otra protagonista del campeonato, la piedra Belaustegi, tiene un peso de 146 kilos y fue localizada en el caserío de Aiastia-San Miguel que le da nombre.

La primera edición del campeonato con estas piedras se caracterizó por las dificultades que tuvieron los levantadores para manejarlas. El hecho de no haber competido nunca con ellas supuso una traba que se dejó ver en el resultado final. La victoria fue para Izeta II, que sumó tres alzadas con la piedra 'Belaustegi' y 17 con la 'Mintxeta'. Un año después, con un mejor conocimiento de las particularidades de ambas moles, Izeta II logró la marca que, a día de hoy, sigue siendo en récord de la prueba, con un total de 30 alzadas (10 con la piedra 'Belaustegi' y 20 con la piedra 'Mintxeta').

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos