El deporte se adueñó de las calles de Elgoibar

El deporte se adueñó de las calles de Elgoibar

La localidad festejó la declaración de Villa Europea del Deporte con numerosos actos

AITOR ZABALAELGOIBAR.

El deporte tiño de color azul el casco urbano de Elgoibar. Las camisetas de ese color que portaban ayer los niños y los adultos que se sumaron a los actos organizados para festejar la declaración de Elgoibar como Villa Europea del Deporte 2019 se enseñorearon de las plazas Kalegoen, Kalebarren, los parques de Lekueder y Maala y también se dejaron ver en las piscinas del polideportivo Olaizaga, donde se celebraron las actividades vinculadas a la natación y al buceo.

El fútbol y el balonmano compartieron protagonismo en Kalegoen, y también se dejaron ver a lo largo de la mañana en Lekueder con partidillos protagonizados por los equipos más jóvenes del Sanlo y el CD Elgoibar. La pelota y el tenis también tuvieron su espacio en Kalegoen, para disfrute de los muchos elgoibartarras que aprovecharon la soleada mañana de ayer para dar una vuelta por las calles de la localidad.

La sociedad montañera Morkaiko M.E. instaló dos pequeños rocódromos en los pórticos de la casa consistorial, donde niños y niñas pusieron a prueba sus habilidades para la escalada. A poco metros de allí, en los pórticos de la parroquia San Bartolomé, el club de tiro con arco Zarta ofrecía la ocasión de hacer gala de su puntería disparando contra unas dianas situadas a poco más de cinco metros a todos aquellos que lo deseaban.

El deporte rural reinó en Kalebarren con una serie de exhibiciones y desafíos de levantamiento de piedra, corte con hacha, trontza y txingas dificultadas por el fuerte calor que marcó el desarrollo de los actos a lo largo de la mañana de ayer. No lo pasaron tan mal los ajedrecistas, que buscaron la sombra del edificio de la Casa de Cultura para jugar un animado campeonato de partidas rápidas. Por otro lado, la gimnasia de mayores, la zumba y el karate tuvieron su espacio en Maala con distintas exhibiciones que levantaron una gran expectación.

La jornada se cerró con una carrera popular por el casco urbano y una foto de grupo a la que se sumaron los representantes de los distintos clubes que se unieron a la fiestas, además de los niños y adultos que tomaron parte en ella.