Carreras en favor del euskera

Multitudinario. Los componentes de la txaranga Mauxitxa completaron uno de los relevos de la Korrika a su paso por Elgoibar. /  FOTOS AITOR
Multitudinario. Los componentes de la txaranga Mauxitxa completaron uno de los relevos de la Korrika a su paso por Elgoibar. / FOTOS AITOR

El paso del testigo a primeras horas de la mañana tuvo réplica con la Korrika Txikia y la Korrika Gaztea |

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

La llegada de la Korrika a Elgoibar desde Mendaro vistió de fiesta ayer las calles de la localidad. Con puntualidad británica, la marcha hizo aparición poco después de las 7.40 de la mañana en Maala, donde cientos de personas estaban esperando la llegada del testigo animados por la música de los componentes de la txaranga Mauxitxa, encargados de poner en pie a los elgoibartarras con una diana por el centro del casco urbano desde primeras horas de la mañana.

Una vez más, la marcha por el centro de la localidad volvió a ser multitudinaria. Niños y mayores aprovecharon la ocasión para hacer valer su compromiso con el euskera con una marcha que les llevó a recorrer el centro del casco urbano antes de desandar parte de lo andado para volver hacia San Antolín e iniciar la ascensión al puerto de Azkarate. En este tramo, el volumen de corredores se aligeró de manera notable y solo los más fuertes pudieron completar la subida para ceder el testigo a los vecinos de Azkoitia. A ellos les tocó dar continuidad a la marcha camino de Gasteiz-Vitoria, donde la Korrika pondrá mañana el punto final a un recorrido que dio comienzo el día 4 en Gares.

Las calles de Elgoibar recuperaron su pulso habitual coincidiendo con la marcha del testigo, pero esta tranquilidad iba a durar poco. A las 10.00 estaba previsto el inicio de la Korrika Txikia, un encuentro al que estaban citados cientos de escolares de la Ikastola Elgoibar y la Herri Eskola.

El inicio del recorrido tuvo como primeros protagonistas a los residentes de San Lázaro, que fueron los encargados de portar el testigo hasta donde les estaban esperando los alumnos de 6ª de Enseñanza Primaria de la Ikastola Elgoibar y la Herri Eskola. La llegada de los mayores fue recibida con aplausos por los niños y las niñas, quienes tras coger el testigo iniciaron una colorida y ruidosa marcha a la que se iban sumando más y más escolares a medida que iban avanzando por el centro del casco urbano.

El punto final del festejo tuvo como escenario la plaza Kalegoen, donde los niños cantaron y bailaron al ritmo de la música antes de volver a sus respectivos centros escolares con la alegría por la jornada que habían vivido reflejada en el rostro.

Sin embargo, la fiesta no había acabado. Todavía quedaba por celebrarse la Korrika Gaztea, una cita que tuvo como protagonistas a los estudiantes de la Meka, el IES Elgoibar BHI, la Ikastola Elgoibar y el IMH. En este caso, el recorrido se inició en Albitzuri y finalizó en el IMH, donde tuvo lugar un acto en apoyo a la Korrika y el euskera al que se sumaron cientos de estudiantes.