Azkue-San Roke pone hoy el cierre a sus fiestas con el día de San Roke Txiki

Asier Lizarralde, entre Santos Zubimendi y Jon Gabilondo./
Asier Lizarralde, entre Santos Zubimendi y Jon Gabilondo.

Asier Lizarralde volvió a ser el más fuerte en la prueba con el carro de Azkube

AITOR ZABALAELGOIBAR.

Azkue-San Roke se prepara para decir adiós a sus fiestas patronales y lo hará festejando hoy el día de San Roke Txiki. Esta jornada pondrá el colofón a tres días de fiesta que vivieron ayer algunos de sus momentos más destacados con motivo de la conmemoración del día del patrón.

El repique de campanas anunció el inicio de una jornada festiva que tuvo a la misa y a la procesión encabezada por la figura de San Roke como unos de sus primeros protagonistas. Los gigantes y los cabezudos también tuvieron su hueco en la programación de la mañana pero, sin lugar a dudas, el evento que levantó mayor expectación fue la prueba de fuerza que tiene como juez al carro del caserío Azkube.

Cinco concursantes se sumaron al reto de tratar de dar el mayor número de vueltas sin que las ruedas del carro de Azkube, que contaba con el vértice de la pértiga a la que se ataba el burro como único punto de apoyo, tocaran el suelo. Asier Lizarralde encaró el desafío avalado por la victoria que logró el año pasado. El joven elgoibartarra cumplió con los pronósticos y se hizo con el triunfo, sumando un total 11 vueltas y 50 centímetros. La segunda plaza fue para Santos Zubimendi con un total de 10 vueltas y 90 centímetros. Jon Gabilondo fue tercero, con ocho vueltas, tres cintas y 2,65 metros, clasificándose a continuación Haritz Telleria, con seis vueltas, tres cintas y 1,17 metros, y Haritz Zubimendi, con dos vueltas y 1,35 metros.

Cierre festivo

La jornada final de las fiestas de Azkue-San Roke llegará hoy con la celebración del día de San Roke Txiki. El estallido de los cohetes sobre el cielo de Elgoibar anunciará el inicio de las fiestas a las 10.00. A las 11.00, la pequeña ermita del barrio servirá de marco a una misa en memoria de los vecinos del barrio fallecidos y, a las 13.00, tendrá lugar otra de las competiciones que caracterizan a las fiestas de este barrio, con la disputa del campeonato de lanzamiento de txapela. El primer clasificado se hará acreedor de una botella de cava, una botella de vino y 20 euros; el segundo, de una botella de cava y otra de vino, y el tercero, de una botella de cava.

Una comida popular a las 14.00 sentará alrededor de la mesa a decenas de vecinos que darán cuenta de un sabroso menú que se verá aderezado por la música de los trikitilaris Baltzola y Andonegi. Las celebraciones continuarán con juegos para los más pequeños, a partir de las 18.00, y la suelta de toritos y ponis en el recinto vallado instalado en la campa de Azkue-San Roke. Un chocolatada pondrá el cierre en los actos de la tarde.

El punto final de las fiestas de Azkue-San Roke llegará con una romería al ritmo de la música de Baltzola y Andonegi a las 22.30. Durante la romería darán a conocer los números premiados en el sorteo organizado por la comisión de fiestas de Azkue-San Roke (1º premio, una carretilla con comida y bebida; 2º premio, una televisión de 24'').