Ayuntamiento e Iza discrepan sobre el final de las obras de Aita Agirre

Rehabilitación. La rehabilitación de Aita Agirre va a dar paso a la reurbanización de la plaza.
/AITOR
Rehabilitación. La rehabilitación de Aita Agirre va a dar paso a la reurbanización de la plaza. / AITOR

La contratista defiende que el plazo concluye el 15 de mayo, frente al 15 de enero que contempla el expediente sancionador del Ayuntamiento

AITOR ZABALA ELGOIBAR.

Cuatro meses es el plazo de tiempo que separa a la empresa Iza Obras y Promociones SA y al Ayuntamiento de Elgoibar a la hora de determinar la fecha de finalización efectiva de las labores de rehabilitación de Aita Agirre. La contratista considera que la fecha para la conclusión de las obras debería de haber quedado establecida en el 15 de mayo de 2019, mientras que el Ayuntamiento de Elgoibar defiende en el expediente sancionador que ha puesto en marcha que el acuerdo adoptado entre la constructora y el consistorio marcaba el 15 de enero de 2019 como fecha para la conclusión del proyecto. Esta disconformidad no es baladí, ya que de ella depende el momento en el que se activará la penalización por demora de la ejecución de las obras (631,27 euros por cada día de retraso), según se contempla en las bases del contrato.

En su alegación contra el expediente sancionador puesto en marcha por el Ayuntamiento de Elgoibar, Iza Promociones y Contratas SA justifica el 15 de mayo como fecha prevista para el final de las obras alegando que el plazo efectivo de ejecución del proyecto debe ser de 22 meses y no 14, como contempla el Ayuntamiento de Elgoibar en su expediente sancionador. En primer lugar, la contratista señala que el plazo de ejecución inicial del proyecto era de 18 meses «como establece la cláusula 2 del pliego de cláusulas administrativas particulares que rigen la contratación del proyecto de rehabilitación de Aita Agirre». Asimismo, apunta a una ampliación del plazo de dos meses y a una suspensión temporal de un mes recogida en el contrato para dar validez a su reclamación de situar en el 15 de mayo el final de las obras.

Esta alegación fue desestimada por unanimidad por el Ayuntamiento de Elgoibar en la última sesión plenaria. La corporación municipal se reafirmó en dar validez al plazo de ejecución de 14 meses que la empresa contratista presentó en el concurso de licitación del proyecto. «Si bien es cierto que en el pliego de cláusulas administrativas particulares que rigen la licitación se señalaba que el plazo de ejecución de las obras era de 18 meses» -manifestó el Ayuntamiento de Elgoibar en su respuesta- «no es menos cierto que Iza Obras y Promociones SA ofertó ejecutarlas en 14 meses, y que así fue recogido en el contrato que el Ayuntamiento e Iza suscribieron el 15 de junio de 2017».

Sin fecha definitiva

Dejando a un lado el plazo acordado para materializar el proyecto, queda por determinar cuándo se produjo el final efectivo de las obras. Tal y como se acordó en el plano, esa fecha queda a expensas de la recepción definitiva de las obras por parte del Ayuntamiento de Elgoibar y, más en concreto, del informe de la dirección de la obra, que marcará el día en la que las obras se dieron por finalizadas de manera efectiva. Este dictamen ayudará a establecer si esa demora se produjo realmente o no, y, en caso de confirmarse, permitirá cuantificar el importe de la sanción que deberá afrontar la empresa contratista.

La recepción del edificio de Aita Agirre y el informe de la dirección de la obra permitirá determinar también el incremento del volumen de las obras acometidas y las consecuencias que han podido tener en el plazo de ejecución del proyecto las modificaciones incorporadas durante su desarrollo atendiendo a las necesidades manifestadas por los futuros usuarios del edificio, otros de los argumentos utilizados por la empresa constructora para justificar la demora sobre el plazo inicial previsto para la finalización del proyecto.