Altzola contará con un renovado local municipal en un plazo de cuatro meses

En marcha. Las obras han comenzado con la demolición de los tabiques del interior./AITOR
En marcha. Las obras han comenzado con la demolición de los tabiques del interior. / AITOR

Costará 158.389 euros y dará como resultado un espacio interior diáfano de 130 m2

AITOR ZABALAELGOIBAR.

Las obras de acondicionamiento de los locales municipales de la plaza del Karmen de Altzola han echado a andar esta semana. El Ayuntamiento de Elgoibar adjudicó a la empresa Construcciones Aplibur la ejecución de este proyecto, una obra subvencionada por el Gobierno Vasco para la que el consistorio elgoibartarra ha destinado una partida de 158.389 euros (IVA incluido) y que va a ser realidad en el plazo de cuatro meses, si se cumple con los plazos previstos. El barrio de Altzola está declarado como área de rehabilitación integral, por lo que está sometida a una acción especial tendente a su protección, conservación y mejora con el objeto de mejorar la calidad de vida de los vecinos. Las obras que se van a acometer en los locales municipales de la plaza del Karmen se encuadran dentro de este plan y van a tener como objeto actuar tanto en el propio edificio como en su entorno.

Las actuaciones previstas en el inmueble incluyen trabajos de saneamiento y pintado de la fachada así como la reparación de la cubierta, pero el grueso de las obras va a tener como eje el interior del edificio. En concreto, se va a actuar sobre los tres locales diferenciados en los que está dividido en la actualidad, para convertirlos en uno solo. Se van a derribar los tabiques que los dividen y se va actuar obre el solado, dando forma a un local diáfano, con una superficie de 130 m2. Esta transformación dará lugar a un espacio flexible y adaptable, con mayores posibilidades de utilización por parte de los vecinos de este popular barrio elgoibartarra, ya que podrá acoger desde eventos multitudinarios a comidas populares, pasando por proyecciones de películas o reuniones. Ese carácter adaptable del espacio posibilitará que pueda ser utilizado también como espacio de juego para los niños, juegos de cartas o reuniones de amigos, por citar algunos ejemplos. «Será un espacio amoldable tanto para ambientes más multitudinarios como para actos o reuniones más pequeñas», indicaron desde el Ayuntamiento de Elgoibar. «A ello ayudará un sistema de cortinas o tabiques móviles que permitirá compartimentar el espacio atendiendo a las necesidades de los usuarios en ese momento».

La sala que va a surgir como resultado de las obras, dispondrá de una iluminación homogénea mediante tubos y focos LED y, además, contará con dos aseos adaptados. También se distribuirán puntos de fuerza a lo largo del perímetro interior y el conjunto del local se calefactará con radiadores eléctricos.

Las obras en el inmueble se verán acompañadas por una serie de actuaciones en la plaza en la que se ubica. Según han indicado desde el consistorio elgoibartarra, la plaza, que seguirá funcionando como espacio de entrada al edificio, se repavimentará y se instalarán en ella bancos que permitirán la reunión de vecinos. La zona diáfana de la plaza dispondrá de un ancho de tres metros para posibilitar que los vehículos puedan acceder de forma puntual hasta la puerta de entrada del edificio (ambulancias, carga y descarga de material, etc.). Finalmente, se creará un espacio de jardín-césped que funcionará como límite y protección de la plaza.