«La vivienda de segunda mano bajará de precio»

La vivienda nueva no acababa de salir al mercado en los últimos años como consecuencia de la situación económica, y quizá la que salía no acababa de adecuarse a las necesidades o preferencias de los demandantes. Así, tras la construcción de la nueva urbanización de Alfa-Paseo San Andrés, la edificación de nueva vivienda desapareció. Y eso que algunas viviendas nuevas siguen sin venderse, «dado que los precios del metro cuadrado de vivienda nueva rondan los 3.200 euros», señalan desde una inmobiliaria.

Esta situación ha generado una sobreoferta de vivienda de segunda mano que «bajará de precio, en vista de las nuevas construcciones que se avecinan y al que sólo podrá acceder el que consiga vender la que tiene». Ante esta situación «son muchos los propietarios que prefieren alquilar y muchos otros no moverlas». El caso es que se avecinan momentos de muchos movimiento en el mercado del alquiler. Sólo el Gobierno Vasco gestiona 259 alquileres, en diferentes programas, en Eibar.

Desde las inmobiliarias también hablaban del cambio sociológico que se está produciendo sobre algunas zonas de Eibar, con precios que se han modificado sustancialmente, según su localización. «Mientras que hace 20 años un piso en Urkizu o en Ipurua tenían un precio similar ahora su diferencia es amplísima».