Las urgencias de Osakidetza seguirán en el ambulatorio cuanto se abra el hospital

El ambulatorio mantendrá las urgencias desde las 17.00 horas hasta las 00.00 para pasar a la noche al nuevo Hospital. / FÉLIX MORQUECHO
El ambulatorio mantendrá las urgencias desde las 17.00 horas hasta las 00.00 para pasar a la noche al nuevo Hospital. / FÉLIX MORQUECHO

En los días laborables, el horario de urgencias será de 17.00 a 00.00 y los fines de semana de 9.00 a 00.00 horas

A.E. EIBAR.

ElAyuntamiento de Eibar ha mantenido negociaciones con Osakidetza para mantener las Urgencias de atención en el ambulatorio de la calle Toribio Etxebarria. Así lo ha confirmado la médica y concejal de Sanidad, Idoya Sarasketa, que solicitó a la OSI de Debarrena que coordina la puesta en marcha del Hospital de Subagudos de Otaola, para que las Urgencias se mantenga en el ambulatorio.

De esta manera, según han informado a la Alcaldía fuentes de Osakidetza, el servicio de urgencias extrahospitalarias (PAC), ubicado en el ambulatorio de Toribio Etxebarria, una vez abierto el nuevo hospital, seguirá atendiendo a sus pacientes en los días laborables, en horario, de lunes a viernes, de 17.00 a 00.00. Los fines de semana y festivos, su horario será de 9.00 a 00.00 horas. Junto a ello, Eibar contará con otro punto de urgencias extrahospitalarias (PAC) en las instalaciones del Hospital de Subagudos, cuyo horario será los días laborables, de lunes a viernes, de 17.00 a 8.00, mientras que los fines de semana y festivos, será de 24 horas.

En este sentido, es preciso aclarar que, tanto en el ambulatorio como en el hospital la atención que se va a prestar es similar. «Es decir, los casos más graves seguirán derivándose al Hospital de Mendaro, que contará con pruebas, tales como analíticas, más específicas», comentaba la edil, Idoya Sarasqueta. Por lo tanto en un punto como en el otro las urgencias serán cubiertas, como hasta la fecha, por los médicos de atención primaria.

Especialidades

El nuevo hospital, ubicado en Otaola, mejorará la accesibilidad por su situación física a la población de la comarca. Aunque su principal funcionalidad va a ser la atención de crónicos, de media y larga estancia y dar apoyo a personas con enfermedades crónicas de Debabarrena, Debagoiena y Lea-Artibai.

También contará con una unidad de cuidados paliativos, completando la actividad tanto hospitalaria de agudos como de atención primaria de esas comarcas.

Además, los servicios de atención primaria del Centro de salud de Torrekua y del Centro de Salud Mental pasarán a prestarse en el nuevo hospital. Y, en el caso de las especialidades para la población de Eibar y Ermua podrán ser atendidos en el ámbito de la rehabilitación, traumatología, respiratorio y reumatología, sin necesidad de tener que acudir hasta el hospital de Mendaro como hasta ahora. Estas especialidades se mantendrán también en el hospital de Mendaro pero estarán a disposición del resto de los vecinos de la comarca Debabarrena.

Por ello, el nuevo Hospital de Eibar abre un nuevo escenario también al de Mendaro por la apertura de nuevos espacios a las salas de consultas, «hoy muy constreñidas» o nuevas posibilidades para el servicio de radiologías, «una vez que el servicio resonancia está concertado, y se podrán atender a los pacientes con nuestros recursos. Todo ello dentro de un nuevo escenario que ofrecerá mayor calidad y que estoy seguro que vosotros vais a construir», señalaban fuentes de Osakidetza.

Desde el Ayuntamiento se había solicitado contar con una unidad de mamografías y evitar sí los permanentes traslados a Donostia de las mujeres, tanto de Eibar como del resto de la comarca, que deben realizarse esta prueba. También se advierte de la necesidad de contar en el futuro Hospital de Subagudos con una unidad de densitometría (pruebas para determinar la densidad ósea y que sirve para los diagnósticos de osteoporosis) y con otra de hemodinámica (realización de catéteres).

 

Fotos

Vídeos