Los Txopitea, padre e hija, se unen en Portalea en una exposición

Ainize Txopitea ha promovido la muestra 'Reencuentro'. / M.A.
Ainize Txopitea ha promovido la muestra 'Reencuentro'. / M.A.

Cien obras de Daniel y de Ainize se pueden ver hasta el día 20 de octubre, como dos universos que se unen

A.E.EIBAR.

La casa de cultura Portalea de Eibar acoge hasta el próximo 20 de octubre una exposición compuesta por un total de 100 obras artísticas de Daniel Txopitea (1950-1997) y su hija Ainize (San Sebastián, 1977).

Esta muestra, que la propia Ainize ha comisariado, toma un carácter cronológico y retrospectivo pero donde los universos de ambos artistas se cruzan.

Por este motivo recibe el nombre de 'Reencuentro', como sucesión de acontecimientos que definen varios ciclos que vuelven a encontrarse en el tiempo. «Si he titulado esta exposición 'Reencuentro' es precisamente porque se trata de un encuentro entre el pasado y el presente, un cruce de dos universos cercanos que dejaron de estar próximos por la temprana desaparición de mi padre cuando yo todavía era joven, y que vuelve tomar vida a través de esta exposición y de los proyectos de comisariado, talleres y conferencias que estoy realizando a las dos décadas de su fallecimiento», señaló en la presentación Ainize.

En 'Reencuentro' se cruzan dos universos cercanos que dejaron de estar próximos

En este sentido, la muestra toma un carácter cronológico y retrospectivo entre el hacer estético-poético de las diferentes disciplinas creadoras de ambos.

Como núcleo principal, la artista ha seleccionado obras de su padre, Daniel, que pintó en Eibar durante sus inicios pictóricos, tras ser cautivado por un cuadro de Amadeo Modigliani que vio en el escaparate de una tienda local y que despertó su talento creativo, según recuerda la artista. «Parte de la sala recoge 50 pinturas que realizó en diferentes etapas de su vida: con 16 años y hasta 1976 cuando marchó a vivir a Zarautz, como 'Ojos de niño', 'Homenaje a Modigliani', 'Paisaje Urbano', 'Serie Gauzak', 'Begizko' o 'Adarki Gaitzustean'.

Le sigue una breve representación de su segundo periodo más dilatado, 'Figuración Fantástica', producida entre 1977 y 1987, así como de su última serie 'Colosos y Titanes', 1991-1996, «etapa en la que llevó a cabo las dos únicas maquetas escultóricas que ejecutó en vida», explica.

Cabe destacar también en la muestra de Portalea, una síntesis de varios momentos, en los 30 años de su trayectoria artística, cuando dio origen al fecundo Grupo Gorutz junto a Iñaki Larrañaga, «cuya opinión favorable me llenó la satisfacción», Fernando Beorlegui y Marino Plaza, por la importante labor dinamizadora que los artistas de esta época emprendieron con su valiosa contribución a la historia cultural del País Vasco. Ainize destacaba la especial significación de esta muestra. «Portalea significa Portal, un portal en el tiempo. Aquí en Errekatxu es donde vivió mi Amama Paula y donde crecieron mi ama Begoña y mis tíos. Es donde mi Aitxitxa, padre de mi aita, tenía el taller de armas. Junto a ello, gracias a la estrecha relación que Txopitea guardó con Jorge Oteiza, este último llevó a cabo la creación de la escultura Txopitea eta Pakea que regaló al pueblo de Eibar en homenaje a su amigo y que, de forma provisional, se encuentra instalada en el parque del ambulatorio.

Más