«El tiempo vuelve loco al comerciante»

Una treintena de establecimientos comerciales de Eibar participan en la nueva edición de la Feria de las Oportunidades en la calle Toribio Etxebarria. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR
Una treintena de establecimientos comerciales de Eibar participan en la nueva edición de la Feria de las Oportunidades en la calle Toribio Etxebarria. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR

La Feria de las Oportunidades se puso en marcha con la participación de 31 establecimientos | Los comercios esperan contar con una gran afluencia de clientes en el recinto instalado en la calle Toribio Etxebarria

A.E.EIBAR.

La presidenta de la Asociación de Comerciantes de Eibar, Vanessa Torre, reflejaba bien claro la situación del comercio en un escenario de cambio climático: «El tiempo vuelve loco al proveedor y mucho más a aquellos que tienen que comprar con un año de antelación. Además, la temporada es muy corta y la feria constituye un impulso para el comerciante».

En esta dirección, Torre explicaba en la apertura de la Feria de las Oportunidades de Verano o Eibar Factoring que «piensas que va a existir un clima determinado y haces las compras, y por contra te sale un clima cálido que te echa todo al traste».

Otro imponderable al que se enfrentan los comerciantes, según la presidenta de la asociación local, reside en que «durante todo el año se celebran promociones y descuentos, cuando antes los periodos de rebajas estaban muy establecidos, dejando ahora estas iniciativas sin el poder de atracción que tenían antiguamente».

Pese a ello, Torre se mostraba esperanzada en que la feria cuente con la afluencia registrada en los últimos años.

Ane Aranberri, de Eibar Centro Comercial Abierto, explicó las particularidades de la feria, «donde la variedad es total, con un surtido de artículos del sector textil, piel, calzado, complementos, óptica y parafarmacia».

27 ediciones de ferias

Aranberri valoró la oportunidad de comprar productos de temporada «a precios rebajados y de gran calidad», una feria en la que el comerciante «puede sacar a la venta su stock y el consumidor aprovecharse de unos productos con precios muy asequibles». Por ello Aranberri animó a los eibarreses y vecinos de otros municipios a «comprar en la feria, porque van a encontrar productos a precios increíbles y además viene buen tiempo». Calificó la feria «como un mercadillo al aire libre que si se hiciese en un recinto cerrado no tendría el mismo éxito».

El presidente del área de Desarrollo Económico, Alberto Albistegui, señaló que «aunque no son tiempos fáciles para el comercio, siempre se están moviendo con muchas actividades y desde el Ayuntamiento tratamos de impulsarlas». Albistegui valoraba «la buena salud» de esta iniciativa, «una vez que tanto la feria de invierno como la de verano lleva celebrándose a lo largo de 27 ediciones».

Esta iniciativa se puso en marcha con la participación de 31 establecimientos comerciales, con la particularidad de que 24 de ellos (Askasibar Intersport, Bambi, Burbujas y Más, Casamanía, Cedry, Centro Óptico Beittu, Designed by Nona, Doroti, Eskulan, Farmalur, Gratzina, Guby Chicos, Ikusimakusi, Izane Decoración, Khloe Baby Clothes, Kopiña, Leder, Neure, No Comment, Noma, Pissa, Ttiki, Twins y Txukuna) tendrán su propio stand en el recinto ferial. Los siete restantes (Federópticos Igmar, Los Chicos, Marsi, Oskarbi, Tribeka, Vieco y Zentral Óptica) tomarán parte en el evento ofreciendo artículos a precios rebajados en sus locales comerciales.

Actividades paralelas

La feria, que está abierta hastamañana, está distribuida en las 17 carpas instaladas para la ocasión en la calle Toribio Etxebarria, en horario continuo (de 10.00 a 20.00 horas).

Entre otras iniciativas está también ... eta kitto Euskara Elkartea que llevará a cabo diferentes actividades de fomento del euskera. Esta vez, la asociación euskalzale colocará un stand en el que dispondrá tres recipientes de cristal con agua. Todo ello, «para que los visitantes, y según su compromiso con el uso del euskera que adquieran en su vida diaria, depositen en los recipientes gotas con colorantes de diferentes tonalidades».

Así, «el color del agua irá cambiando y se podrá visualizar el compromiso con el euskera», explicaba Aranberri. Quienes participen en esa actividad «entrarán en el sorteo de un bono de 100 euros para realizar compras en las tiendas asociadas a ECCA y recibirán una bolsa con el eslogan de la campaña Euskaraz Primeran», explicó.