Los socialistas proponen «congelar» las tasas e impuestos para el 2019

La Corporación municipal se reúne mañana para debatir las tasas e impuestos municipales para el próximo año. / FÉLIX MORQUECHO
La Corporación municipal se reúne mañana para debatir las tasas e impuestos municipales para el próximo año. / FÉLIX MORQUECHO

Dicen que «las familias no pueden soportar subidas, pese a mejorar la economía» | Aseguran que la presión fiscal en Eibar es de 459 euros, menor que la media guipuzcoana establecida en 626 euros

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El equipo de gobierno socialista propondrá la congelación de las tasas e impuestos, en la sesión del Pleno municipal que se ha convocado para mañana (18.00 horas). Esta medida se lleva aplicando a lo largo de toda la legislatura socialista. La justificación que aduce el PSE es que, si bien la concreción de los diferentes precios y tributos se determinará en el Pleno, «los indicadores económicos afirman que existe una recuperación, pero las economías domésticas no lo sienten y no están en situación de soportar el incremento de impuestos».

Por ello, la propuesta del equipo de gobierno es el mantenimiento de la presión fiscal para tratar de minimizar el impacto que pudiera tener la situación económica sobre las familias. En los últimos años el criterio que viene aplicando el Ayuntamiento en la aplicación de las tasas y precios públicos es fijar sus importes en función del IPC interanual, con el fin de llegar a una actualización de precios. El PSE mantiene que «en función de los pocos visos de reactivación de la economía se mantiene la congelación pese a que en abril de 2017 la variación en un año del IPC se ubicó en el 4,66%.

No obstante, a lo largo del debate presupuestario, EAJ-PNV había presentado sendas propuestas tendentes a abaratar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el de Vehículos de Tracción Mecánica. Para el primer impuesto se proponía rebajar un 18% el IBI. La justificación nacionalista se basa en que «el IBI en Eibar es de los más altos de Gipuzkoa». No obstante, desde las filas socialistas se descarta la reducción del IBI en base a que «esto supondría una merma recaudatoria de 1 millón de euros», en base a que la norma es la que marca el cálculo en base al valor catastral de la vivienda (fijado por la Diputación Foral de Gipuzkoa) y un tipo impositivo que establece el Ayuntamiento. «Si se modifica la norma foral o el Gobierno Vasco ordena eliminar el recargo a las viviendas vacías nos replantearíamos modificar el impuesto».

250.000 euros en vehículos

En cuanto a la reducción del impuesto sobre vehículos, pedida por el PNV, desde las filas del PSE se indicaba que «el impuesto es más alto en Eibar porque aquí no se desglosa entre la viñeta de cobro por residentes y la OTA con el impuesto de vehículos. Si cobrasemos OTA en Eibar el impuesto a exigir no sería el mismo», dijo De los Toyos apuntando que una rebaja de este impuesto sería «contar con 250.000 euros menos, en el seno de las arcas miunicipales». Junto a ello, desde el PSE se condicionaba el nivel de cobro en base a un acuerdo con EH Bildu para aplicar una mayor progresividad en el impuesto de vehículos.

Pese a todo ello, desde el PSE se hablaba de la menor presión fiscal de Eibar, cifrada en 459euros, con respecto a Gipuzkoa, en 626 euros, o los 725 de Deba o 545 Elgoibar, o los 389 de Soraluze. Desde el Ayuntamiento se quiere mantener la capacidad recaudatoria para inversiones, pero no se justificaba también la adopción de una subida. Además, se recordaba que existían fórmulas de bonificación para familias desfavorecidas a la hora de afrontar los impuestos. Finalmente, el PSE se mostraba favorable a alcanzar acuerdos, con el PNV, en las matriculaciones de la Escuela de Música, con objeto de incentivar nuevas inscripciones y lograr más alumnos y precios más bajos, «pero desde una perspectiva integral».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos