Un fin de semana para no aburrirse

El Toribio Rock, organizado por el bar Ez Dok, y los conciertos en la calle y en los bares de los grupos de Legarre fueron espectaculares. /  FOTOS MIKEL ASKASIBAR Y ECHALUCE
El Toribio Rock, organizado por el bar Ez Dok, y los conciertos en la calle y en los bares de los grupos de Legarre fueron espectaculares. / FOTOS MIKEL ASKASIBAR Y ECHALUCE

A.E.EIBAR.

Todos los comentarios coincidían en las alegres y festivas jornadas que habían vivido las calles de Eibar a lo largo del fin de semana. Si desde el sábado a la mañana se celebraron actos en la calle Wenceslao Orbea, por la tarde los grupos de rock sacaron a las calles la música que ensayan en el centro de Legarre, en un alarde de espectacularidad. Cientos de jóvenes se arremolinaron en torno a la música que los grupos emitían desde lugares más inverosímiles. En los bares se cumplía también la programación de actos, con los conciertos programados. Así, la iniciativa Karrikan constituyó un éxito, con las actuaciones de Dj Karba, Ni neu, Bigjon, Ekinocio, pero especialmente, el Toribio Rock del Ez Dok con los grupos Toc, Sua, Lukiek y Liher, fue multitudinario.

Ya el domingo tuvo lugar la segunda concentración de coches clásicos en Unzaga, en donde se pudo presenciar una gran colección de vehículos clásicos que no quisieron faltar a la cita. Aficionados del Eibar y del Celta que paseaban antes del encuentro en Ipurua fijaron su atención sobre los vehículos que llegaron a Eibar disfrutando de esta magna exposición, junto a la serie de stands temáticos con miniaturas, ropa, libros, así como mercadillo de productos de segunda mano. Igualmente, el barrio rural de Aginaga acogió a muchos eibarreses para disfrutar de sus singulares festejos compuestos por misa, en la que actuó el coro parroquial junto a la banda de txistularis. A continuación, los vecinos se reunieron en un lunch. También hubo juegos.

Al mediodía, los vecinos del barrio rural disfrutaron de una paellada popular, para terminar los festejos con las trikitilaris Mirari y Aintzane.