Una reunión entre varias entidades para impulsar el Parque Tecnológico

Diferentes instituciones tratan de impulsar el Parque Tecnológico en Erisono (Azitain)./FÉLIX MORQUECHO
Diferentes instituciones tratan de impulsar el Parque Tecnológico en Erisono (Azitain). / FÉLIX MORQUECHO

Spri, Diputación, Ayuntamiento y Tekniker celebran un primer encuentro para el próximo día 20

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

Responsables de la Spri, la Diputación, el Ayuntamiento y del Centro Tecnológico Tekniker mantendrán una reunión de trabajo el próximo día 20, para impulsar el Parque Científico-Tecnológico de Gipuzkoa. La sociedad Sprilur, dependiente de la Consejería de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco busca la colaboración interinstitucional para hacer realidad, en la zona de Erisono, esta iniciativa. El proyecto, pendiente por ejecutar, tiene como objetivo la urbanización de la Zona II, con lo que se conseguiría completar toda la infraestructura básica de este espacio tecnológico empresarial. Con ello, se trata de completar el desarrollo de las infraestructuras del Parque Tecnológico de Eibar, «para atraer empresas» a la ciudad.

Este proyecto pretende crear un espacio avanzado tecnológico empresarial para el desarrollo de conocimientos científico-tecnológicos y orientados al desarrollo de nuevos productos de alta tecnología, innovadores y con vocación internacional. De momento, la Zona I, donde se ubica el Centro Tecnológico Tekniker, está finalizada. En esta Zona I está la firma Windbox, que permite a las empresas del sector eólico testar aerogeneradores completos y avanzar en su desarrollo tecnológico, además del BIC Gipuzkoa, junto a otras dos firmas más. Ahora se quiere urbanizar la Zona II, para atraer a aquellas empresas posicionadas en tecnología, que no encuentran su acomodo natural en la oferta actual de los parques tecnológicos vascos. De momento, se ha avanzado en elaboración de un estudio geotécnico y ahora se quiere hacer frente a un plan de viabilidad, para hacer realidad este equipamiento.

Reunión
Spri, Diputación, Ayuntamiento y Tekniker celebran una reunión el día 20, para avanzar en la construcción del Parque Tecnológico que atraiga a Eibar a empresas de alto valor tecnológico.
Coste
Superior a los 5 millones de euros.

Propiedad de Tekniker

Los terrenos son propiedad de Tekniker, y se plantea hacer frente al desarrollo de la Zona II que se ha considerado prioritaria, ya que su estrategia se basa también en «acercar los agentes económicos que inciden en la generación de proyectos avanzados, desde el punto de vista tecnológico, proporcionándoles una localización y unas infraestructuras adecuadas, para que se genere el intercambio de conocimiento y puedan así surgir nuevos proyecto empresariales, creadores de empleo y riqueza, para el territorio de forma ordenada», señaló el director de Tekniker, Alex Bengoa.

El alcalde, Miguel de los Toyos, mantuvo una reunión con la ministra de Industria, Reyes Maroto, en la visita que realizó a Eibar, para solicitar su apoyo, de cara financiar las obras de acondicionamiento y urbanización. Según Tekniker, se requieren 4.961.000 euros en el área de urbanización, según Tekniker. El interés municipal es que se acometan las obras en 2019, de tal modo que en 2020 se pudieran instalar empresas. No obstante, la Spri mantiene que el coste de los trabajos superan claramente los 5 millones de euros. El propio director de la Spri, Alex Arriola, señalaba que «se requiere una inversión, superior a los 5 millones, para albergar empresas de base tecnológica». Por su parte, el director de Tekniker, Alex Bengoa indicaba que «se habían recibido solicitudes de empresas, una vez producida la recuperación económica, pero al no contar con los terrenos urbanizados, no se podía avanzar en su instalación».

La reactivación económica ha incrementado la demanda de suelo y de pabellones industriales. Spri duplicará en 2019 sus recursos ordinarios. En Gipuzkoa, el Bajo Deba está en el segundo escalafón entre las peticiones de suelo industrial, aunque el área de Erisono queda reservada para empresas tecnológicas.

 

Fotos

Vídeos