La reforma del paseo de Amaña se inicia a principios del próximo año

El paseo de Amaña contará con nuevo pavimiento liso, a petición de los vecinos. / FÉLIX MORQUECHO
El paseo de Amaña contará con nuevo pavimiento liso, a petición de los vecinos. / FÉLIX MORQUECHO

Se habilitará un pavimento liso con una inversión de 350.000 euros, atendiendo así a las demandas de los vecinos

A. E. EIBAR.

Las obras de la habilitación de un nuevo pavimento en el paseo de Amaña comenzarán a principios de este año. El Ayuntamiento ha adjudicado los trabajos para llevar a cabo la sustitución del firme por un piso liso. De esta manera, el adoquinado que tantas quejas había presentado será sustituido por otro nuevo, para lograr más comodidad. En total, está previsto invertir cerca de 350.000 euros, IVA incluido. El inicio de los trabajos se va a concretar tras la celebración de una reunión con la adjudicataria, la constructora Campezo, la próxima semana.

El objetivo último de esta obra es habilitar una zona de bidegorri o carril bici en el paseo, «una de las reivindicaciones de los vecinos», tal y como subraya el alcalde, Miguel de los Toyos. Cabe recordar que Eibar es uno de los únicos municipios guipuzcoanos que carece de bidegorri.

Además, la idea es conseguir, ya a largo plazo, también la conexión del bidegorri con el parque fluvial que unirá Amaña con Ermua, en base a un anteproyecto que fue realizado por Debegesa y que incluía un paseo fluvial sobre 17.655 metros cuadrados, desde Forjas Areitio a Olarreaga, con un carril para uso ciclista.

El objetivo final es habilitar zonas de esparcimiento en las que se puedan contar con carriles para bicis

La Agencia Vasca del Agua-URA se comprometió a llevar a cabo la construcción del parque fluvial y el bidegorri entre Eibar y Ermua en el límite de los territorios, aunque no se ha avanzado en la redacción de un proyecto para este paso a Ermua.

Unido a otros paseos

Con la reforma de Amaña, Eibar ganará nuevas superficies para bidegorris, una vez que la Diputación anunció que para el próximo año se podrán afrontar las obras del carril desde la calle Barrena a Maltzaga, para unirlo con el construido en Elgoibar.

Este proyecto fue muy reivindicado por el Ayuntamiento eibarrés y por un grupo ciudadano que recogió 10.000 firmas para conseguir una unión por bidegorris desde Elgoibar a Azitain que permitiera dar continuidad al que enlaza con el construido en Elgoibar.

La difícil orografía, las infraestructuras y las servidumbres existentes entre el tramo Azitain-Maltzaga habían postergado esta iniciativa. No obstante, el Consistorio consiguió encargar la redacción de un proyecto que causase las menores afecciones posibles. El ente foral anunció hace unas semanas el inicio de la licitación que contará con cinco pasarelas junto al río, convirtiéndose en un tramo «decisivo» para la movilidad sostenible y saludable en Debabarrena, al enlazar definitivamente el eje Eibar-Maltzaga-Elgoibar, una aspiración de la ciudadanía eibarresa.

La redacción del proyecto ha contado con una gran complejidad técnica debido a la orografía del recorrido y a las infraestructuras viarias y ferroviarias que debe sortear. «Este es el bidegorri más complejo que vamos a realizar, pero responde a una reivindicación histórica de la ciudadanía de Eibar, que hasta ahora no se había abordado. En cuatro años de gestiones y trámites se ha conseguido sacarlo adelante», apuntó en este sentido la diputada de Movilidad, Marisol Garmendia.

Dado el encaje con el río, la vía del tren y la carretera N-634, se estudiaron varias alternativas que han conducido a contar con pasarelas, dos de ellas con más de 80 metros de longitud, que cruzarán el río Ego por un lado y el río Deba y la carretera GI-627 por otro, «incluso varias de ellas en pendiente que han levantado expectación y sorpresa en muchos foros relacionados con la movilidad», indicó Garmendia.

Posteriormente, este último bidegorri tendrá continuidad con el carril ciclista que se pretende construir entre Azitain y Estaziño, cubriendo la vía del tren, dándole continuidad después por el mencionado Legarre-Amaña, y que parte con un presupuesto de 18 millones de euros.

 

Fotos

Vídeos