Reciclamos más, pero cometemos errores

El contenedor gris ha traído un mayor reciclaje./FÉLIX MORQUECHO
El contenedor gris ha traído un mayor reciclaje. / FÉLIX MORQUECHO

El alto reciclaje de Mutriku (66 %) y Deba (61 %) invita al resto de municipios a incrementar los niveles de reciclaje Por primera vez, la comarca supera la recogida selectiva (52, 69 %) a la fracción rechazo

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCEEIBAR.

El reciclaje cada vez está más interiorizado en los hogares de Debabarrena, pero todavía cometemos muchos errores o no depositamos las basuras en el contenedor correcto. En el primer balance de recogida de residuos, después de instalarse el contenedor gris, evidencia que hemos pasado a un 52,69% de recogida, con lo que se supera el objetivo europeo para 2020 y por primera vez la cantidad enviada a reciclaje supera a la de rechazo. Así el volumen total de toneladas recogidas selectivamente alcanza los 8.381 toneladas frente a las 7.523 de rechazo. Y, eso que en el 2013 estábamos en un 29,62 % de reciclaje y en el 2017 en un 48%.

De momento, tres municipios, Mutriku, Deba y Eibar superan la media de la mancomunidad, pero se aprecian muchas diferencias entre aquellas dos localidades costeras, con 66,06 % y 61, 12%, respectivamente, en comparación con Ermua que alcanza un 43,28 %. «Los ejemplos del alto reciclaje de Deba y Mutriku deben servir para que el resto de la comarca trate de aproximarse a los mismos niveles que en el transcurso de los años pensamos que serán superiores», según indicaba el presidente de la Mancomunidad de Debabarrena, Arcadio Benítez.

Comarca. Alcanza el 52,69%
supone 2,69% más del umbral europeo marcado para el año 2020.
Residuos gestionado
Se incrementa al pasar de 15.677, en 2017, a 15. 904 toneladas en 2018.
Municipios
Mutriku con 66, 06 % y Deba con 61,12 % % son los que más reciclan en la comarca.

Junto a las cantidades que se dieron a conocer, el volumen de basura generado por habitante alcanza los 218,14 kilogramos, de los que 106,84 kilogramos son recogidos selectivamente, 103,19 kilogramos son de rechazo que se contienen en el nuevo contenedor gris y 8,11 están destinados al autocompostaje. Este alto volumen de rechazo lleva a la Mancomunidad a poner en marcha una campaña de sensibilización para conseguir un mayor volumen de basura para su reutilización. «Aunque, el volumen de residuos de rechazo descienden desde los 8.146 a 7.523 toneladas, en un año, todavía alcanza un nivel considerable, con lo que es necesario insistir que los residuos orgánicos, el papel y los envases tienen su propio contenedor de recogida», dijo Benítez.

Aumento de residuos

Otro dato significativo está en que si atendemos al total del volumen de residuos gestionado, se aumenta ligeramente y pasa de 15.677 del 2017 a 15.904 toneladas en 2018. «Este incremento es debido probablemente a la mejora de la actividad económica y el consumo», expresó Benítez.

Por fracciones, el bioresiduo continua manteniendo la primera posición, con 2.4211 toneladas. La media mensual es de 403,6 toneladas de materia orgánica, casi 40 toneladas más de las que se recogían mensualmente en 2017. Por municipios, destacan los resultados de Deba, Eibar, Mutriku, Soraluze y Mallabia, que superan la media de 33,20 kgs./habitante de materia orgánica recogida por la Mancomunidad.

El resto de las fracciones, también mejoran en sus resultados: el papel pasa de 1.743 toneladas, en 2017, a 1.916, en 2018; el vidrio va de 1.093 toneladas en 2017 a 1.143, en 2018 ;y los envases pasan de 600 toneladas, en 2017, a 781 en 2018. «Este incremento en todas las fracciones se produce tras la instalación del nuevo sistema de contenedores efectuada por la Mancomunidad. Sin embargo, la realidad es muy tozuda porque vemos que hay gente que no hace la separación», valoraron los responsables de la Mancomunidad.

Finalmente, los responsables de la Mancomunidad solicitaron a los usuarios la utilización de bolsas compostables, de cara a llevar a cabo una efectiva recogida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos