«Queremos saber qué necesita la Guardia Civil para mantener el serivicio de intervención»

A. E. EIBAR.

La reunión mantenida esta semana en Madrid por Miguel De los Toyos con representantes del Ministerio del Interior se fundamentaba en conocer las necesidades que puede tener el cuerpo en Eibar, con el objetivo de mantener «únicamente» el servicio de intervención de armas, para que siga prestando su trabajo de control de licencias y armas.

No obstante, el primer edil considera que mantener este servicio no exige perpetuar todas las dependencias antiguas del cuartel, «con lo que queremos saber las necesidades de locales que tendrían de cara a que se siga prestando el servicio de armas, con su dimensión necesaria». El regidor no cree que «contar con un local para la intervención de armas exija, en estos momentos, tener un cuartel con el volumen que ocupa».

Varias reuniones

Por estos motivos, De los Toyos ha mantenido sendas reuniones con el subdelegado del Gobierno de Gipuzkoa, Guillermo Echenique, así como con el delegado del Gobierno, Jesús Loza, con el fin de abordar la liberación de espacios del cuartel, pero en base a la propuesta de mantener únicamente el servicio. El pasado día 5 de enero se llevó a cabo una nueva reunión con el delegado Loza, que era, a su vez, preparatoria de la que se ha mantenido en la capital con varios altos cargos.

«Vamos a plantear a Interior qué necesidades tendrían de seguir prestando el servicio de intervención, el tipo de local, alojamientos... No creemos que el mantener este control de verificación de armas, necesario para Eibar, conlleva que siga un cuartel en una zona tan céntrica. En función de lo que marque Interior, se abordaría el proyecto, pero siempre manteniendo el servicio porque los usuarios lo consideran necesario, cerca del cuartel o en otro punto». Hay que tener en cuenta, además, que el servicio de intervención de armas de Eibar es uno de los servicios más activos de todo el País Vasco.

Precisamente el carácter céntrico del lugar hace que el interés municipal -es decir conseguir finalmente la salida del cuartel - se centre en la creación de una zona de esparcimiento que podría llegar hasta la plaza de toros eibarresa.