La plataforma Errebal entregará un informe sobre la gestión municipal con este proyecto

A.E.

La Plataforma de Errebal hace un llamamiento a todos los vecinos a sumarse a la celebración de una asamblea que tiene lugar hoy martes, día 19, a las 19.30 horas, en los locales del hogar del jubilado de Unzaga.

En la reunión de hoy, la plataforma entregará un informe, con su particular visión, sobre el proceso seguido desde 1999, cuando se anunciaron los planes de modernización de la plaza de abastos. «Después, la operación de Errebal que habían organizado con una empresa que no tenía ni sede social fracasó, habilitaron un parking que no asfaltaron hasta que faltaron escasos días para elecciones», recuerdan. Igualmente, rememoran que la plaza del mercado de Errebal se cerró en noviembre del año 2007 para su derribo, sin que desde esa fecha se hayan encontrado soluciones. También prosiguen diciendo que «la adjudicación a Eibar Boulevard y su posterior quiebra dejaron un solar y dos años de pérdida, además de los siguientes procesos administrativos». El solar Errebal llegó a ser un parking provisional y en 2015 se adjudicó nuevamente el proyecto a la empresa Dragados.

Sin embargo, el incumplimiento de plazos y condiciones por parte de esta firma llevó «a la rescisión del acuerdo y la paralización de las obras hace un año», señala este grupo. Ahora la plataforma ha mostrado su malestar «por la difusión de un folleto», en el que se muestran por vía de fotomontajes cómo quedaría la zona, «pero es que siempre que están convocadas elecciones se trata de esconder el fracaso de esta nefasta gestión que ha conducido a importantes pérdidas a todos los comercios y negocios de la zona».

«Difícil de reparar»

Por ello, desde la plataforma inciden en que «siempre coincidente con época electoral se llevan a cabo decisiones y se buzonea propaganda, en donde nadie quiere pagar las consecuencias de un desastre difícil de reparar». Desde esta plataforma habían solicitado al Ayuntamiento la cesión de locales municipales para celebrar la reunión de hoy. «Nos obligan a pagar 1.000 euros, cuando han organizado un desastre a cuenta nuestra». Hace unas semanas, este grupo hizo un llamamiento al vecindario a secundar la protesta en ventanas, escaparates o redes sociales por el fracaso en las gestiones de construcción del proyecto de Errebal.