El Plan del Deporte cuenta con la demolición del convento de Ipurua

Los terrenos del convento están siendo expropiados. / F. MORQUECHO
Los terrenos del convento están siendo expropiados. / F. MORQUECHO

Se planea crear, en la parcela del monasterio a expropiar, una piscina climatizada junto a nuevos gimnasios

Alberto Echaluce
ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

El Plan Estratégico del Deporte no contempla mantener el convento de Ipurua, sino que se prevé su derribo para ampliar el polideportivo. De momento no existe ningún proyecto en tramitación dentro del solar que deja el convento, pero entre las conclusiones del Plan del Deporte si se contemplaba contar con una nueva piscina y eliminar el actual equipamiento interior del polideportivo.

Este Plan determinó, en una de sus conclusiones, que era indispensable hacerse con los terrenos de las monjas para ampliar las instalaciones. Por ello, era intención del Consistorio adquirirlos «para este año», toda vez que sobre una parte de dichos terrenos se plantea por parte de la SD Eibar afrontar la nueva tribuna oeste en la parcela municipal adquirida con los proyectos deportivos municipales.

Uno de los puntos de las siete conclusiones del Plan Estatégico recomienda para la zona la instalación de una piscina climatizada que compondría, junto a nuevos gimnasios, el eje de actuación principal del polideportivo ampliado en los terrenos de las monjas de Ipurua. Bajo la premisa principal de que nuestra ciudad requiere «adaptar las instalaciones deportivas municipales, y no derribarlas, con el objetivo de satisfacer las necesidades actuales mayoritarias, hacerlas más accesibles, atractivas y seguras, lo que requiere ambición para abordar profundas reformas y mucha innovación». Según apunta el Plan, se han establecido unas pautas de acción ante los «cambios profundos producidos en los últimos 35-40 años en el deporte, primero como derecho, ahora como necesidad», manifestaron los redactores del Plan.

Así, se expone que las instalaciones principales adscritas al Patronato (1982) «se han quedado obsoletas, y en consecuencia, una buena parte de la oferta municipal de deporte para todas las personas es convencional y poco atractiva». En este sentido, se hace un alto en una situación de las instalaciones eibarresas, comenzando con el estadio municipal de Ipurua, para lo que se recomienda «continuar las reformas y mejoras del estadio para hacerlo más accesible, cómodo, seguro, y bonito».

Para llevar a cabo estos proyectos, el Ayuntamiento trata de hacerse con los terrenos del solar. Para ello tiene previsto cerrar la expropiación de los terrenos de la Congregación de Monjas Concepcionistas de Ipurua para finales de año. En cuanto el Consistorio abone los 4 millones, precio pactado en la expropiación, los terrenos pasarán a manos municipales.

Políticas deportivas

Este es el precio acordado por el tribunal en base a las valoraciones previas que llevaron a cabo los técnicos del Consistorio y los representantes de las monjas, dentro del largo trámite iniciado el pasado año. La parcela estaba vacía desde la partida de las religiosas, en el año 2009, dejando tras de sí un inmueble que se ha convertido en un punto estratégico por estar situado entre el campo de fútbol y el polideportivo, dos equipamientos sobre los que se viene planteando una ampliación. La vía expropiadora fue solicitada por la representación de las monjas, con objeto de que el tribunal de la expropiación estableciese un precio con el que el Ayuntamiento pudiese cerrar su compra. El suelo del recinto religioso estaba calificado por el Plan General de Ordenación Urbana como de dominio público para uso deportivo. El Ayuntamiento trata de desarrollar unas políticas deportivas universales, para lo que encargó un Plan Estratégico del Deporte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos